• Shortcuts : 'n' next unread feed - 'p' previous unread feed • Styles : 1 2

» Publishers, Monetize your RSS feeds with FeedShow:  More infos  (Show/Hide Ads)


Date: Thursday, 16 Nov 2006 16:27

Mañana Viernes 17 KOLDO SERRA CONTRA NACHO VIGALONDO, en el seno del Cinemad, a la medianoche y media, en los cines Renoir de Plaza España. En realidad no es un versus ni nada. Como mucho, será ver quién suelta más chistes por segundo (y ahí Serra gana por K.O…ldo).

Más información aquí.

Author: "Nacho Vigalondo" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Sunday, 09 Jul 2006 04:05

¿Que qué es lo mejor de Youtube? Los géneros que están naciendo bajo su manto. ¿O es que antes habían visto esos trailers falsos que transforman el sentido de la película original ? ¿O esos videoclips adaptados a una tema musical completamente distinto al original? De esta última modalidad hay ejemplos que me fascinan y aterran a la vez.

Como éste, en el que se mezcla a Joy Division con el charlestón.

O éste, la Velvet Underground tocando Sister Ray en el show de Lawrence Welk.

Armi y Danny

Uno de los subsubsubgéneros que está cobrando cierta continuidad parte delvideoclip del tema I Wanna love you tender, interpretado por Armi y Danny y bautizado por ahí “El peor videoclip de la historia”. El caso es que ya se han hecho al menos cinco remezclas con el documento.

Aquí está el original.

Aquí un montaje con el tema Satisfaction, de Benni Benassi.

Aquí, con la canción We like to party, de Vengaboys.

Aquí, con The Beat of my heart, de Hillary Duff.

Aquí con Right on, Right now, de la banda Powerspace.

Para el quinto montaje, con la canción No love lost, de Joy Division, les abro una ventana y todo. Que para eso es el mío, y esta página no se llama pepitopérez.com

Author: "Nacho Vigalondo" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 04 Jul 2006 23:12

Los videojuegos son uno de los medios de comunicación más jóvenes. Y claro, si a los videojuegos le están empezando a salir pelillos en la entrepiernas, la prensa de videojuegos está empezando a dejar la teta. Por eso las opciones más frecuentes de periodismo, crítica y análisis en este sector padecen ciertas inmadureces.

Por un lado, es más frecuente la prensa dirigida a un público infantil que al adulto. El auténtico problema es que por público infantil se suele entender gente dispuesta a comprarse el Mario Kart no por la calidad del juego en sí, sino porque “por fín Mario conduce un Kart”. Es decir, supuestos desequilibrados devorados por lo representado antes que por la representación.

“En esta entrega de la saga Sonic cuenta con la ayuda de su cuñado ¡Ya era hora!”

“Desgraciadamente, en el nuevo Silent Hill no contaremos con la habitual motosierra”

“En el nuevo Grand Thef Auto puedes operarte el culo ¡Sin pagar un duro!”

Vamos, como si toda la gente que comprase videojuegos fuesen tan cenutrios como la gente que va a al cine para ver a Tom Cruise o compra tebeos porque sale el Capitán América. O los obtusos que dejan de ver una película porque sale Tom Cruise o deja de comprar un tebeo porque sale el Capitán América.

La otra gran lacra es el periodismo que, esquivando la situación anterior, acaba cayendo en el pozo de la autocomplacencia más letal. Es decir:

1) Confunden el dirigirse a un lector inteligente con dirigirse a un lector especializado. Y confunden lector especializado con gente que prefiere leer la palabra “mixtura” antes que “mezcla”. O la palabra “tempo” antes que “ritmo”. O la palabra “crescendo” antes que “subidón”. Es decir, les pasa lo mismo que a los poetas y escritores adolescentes: Tienen más ganas de no ser entendidos que de serlo. Se mueren por encontrar ese lector que les admira por lo mucho que le cuesta comprender qué demonios están diciendo.

Bueno, con la crítica de cine también pasa.

2) Aprovechan esa deliberada complicación en el lenguaje para camuflar la falta de argumentos y contraposiciones. Es decir, la crítica acaba siendo una mera enumeración de frases copulativas y epítetos, pero vestida con un monóculo, un birrete y un libro gordo bajo el brazo. Si dices “Me gustan los gráficos” no dices nada. Pero siempre puedes decír “Los gráficos son una óptima explotación de la potencia del soporte” y parece que estás diciendo algo.

Joder que si pasa con la crítica de cine.

3) Y por último, son incapaces de hablar de videojuegos al margen de los videojuegos. De recordar que hay un mundo ahí afuera y que las relaciones entre un juego, una película, el sexo y la alta cocina pueden ser mucho más interesantes y divertidas que las diferencias entre el FIFA y el ProEvolution Soccer.

Y la crítica de cine, bufff…

Por eso siempre he recomendado visitar Mondo PIXEL, porque John Tones le toma a Ud. por listo sin hacerse el listo. Y cuando se hace el listo lo hace con gracia. Y por eso les recomiendo también la revista Super Juegos de este mes (ya en sus kioskos), cuyo nuevo suplemento central (y modelo de una futura revista) es un artefacto Tonesiano en el que se habla de videojuegos, pero también de droga, fracasos, violencia callejera, estrellas de rock y merchandising ridículo. Y hay una historieta de Mauro Entrialgo.

superjuegos

Bueno, por todo eso y porque en próximos números de la revista tendré una columna en la que arreglaré el mundo por escrito, con La Petite Claudine de chica de puerta de al lado. Como Javier Marías y Rosa Montero, pero poniendo morritos en la foto, vamos.

Por cierto, y antes de que se me olvide. Mañana, miercoles 5 de julio salgo en Kabuki, en MTV España, a las 14:00. No sé de qué demonios voy a hablar, pero les prometo intentar no repetirme.

Author: "Nacho Vigalondo" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Wednesday, 28 Jun 2006 22:56

Haneke Café
Cartel cortesía de Niñogordo Producciones, unos asobinaos.

Después del episodio anterior, comprensíblemente para algunos el mejor y para otros el peor, nos calmamos un poco con algo que nunca falla: Una aplicación más o menos chorra de la teoría del caos.

Café hervido, Café jodido cap.4

Date: Tuesday, 20 Jun 2006 13:36

Y aquí, las bases.

Pienso ganar.

Author: "Nacho Vigalondo" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 20 Jun 2006 00:20

¿Qué diferencia a Alfred Hitchcock de Homer Simpson? Entre otras cosas, el primero hizo famosa una frase en la que desaconsejaba rodar con animales mientras que el otro afirmó una vez que nada mejor que un perro con mirada amenazadora surgiendo en cualquier momento de una película.

Sieg hail
“Sieg Heil!”

Contar con un aminal en una trama es la pesadilla de un rodaje, pero la bendición del editor: Si el montaje falla, un primer plano del bicho haciendo cualquier cosa lo salva. Un mono, un perro, un elefante… Cualquier gesto, más o menos encantador, mas o menos ridículo, más o menos humanizado por sintaxis sirve para tapar calquier quiebro de raccord, cualquier ausencia en la continuidad. Y esto es algo a lo que siempre han recurrido directores de películas sin miedo alguno al ridículo (Terence Hill y Bud Spencer recibieron la ayuda de hasta ¡un delfín!) hasta monarcas del séptimo arte como Howard Hawks, que completó La fiera de mi niña con un fox terrier muerto de hambre y un leopardo drogado. Porque un animal comportándose como un personaje consciente de los acontecimientos que le rodean añade candor a la trama, mandando a tomar por el saco un grado de realismo que, seamos sinceros, a nadie le preocupa demasiado. Quién se resiste a incluír en un montaje un perro levantando sus patas delanteras, un chimpancé tápandose los ojos o un gatito mirando con atención.

Sieg Hail!
“Sieg Heil!”

Y si tengo que escoger mi inserto con animal favorito, por esa mezcla de humor fuera de tono, por ser quizá el momento más Ozores de toda la historia de Lucasfilm, me quedo con el mono que saluda a la romana en En busca del arca perdida para que veamos que colabora con el movimiento nazi.

Sieg Hail!!
“Chiiirp Chirp!”

Author: "Nacho Vigalondo" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Sunday, 18 Jun 2006 20:39

¿De dónde sale el dinero para hacer una película en España? Si usted es un periodista de un medio de derechas dirá que de las subvenciones. El resto del planeta ajeno a la industria dirá que de los productores. Y no es así en ninguno de los dos casos. Que la cague el periodista es normal. Lo curioso es cómo cortometrajistas a dos manzanas de definir su primer largometraje todavía piensan que seducir a un productor es el paso inmediatamente anterior a cobrar un pastón y buscar fechas de rodaje.

Flavio Martínez Laviano, alguien que hace que la cabeza me reviente de emoción al meterse en Los Cronocrímenes lo dijo el otro día bien claro: El cine español es un teclado con cuatro teclas. Se refiere a Televisión Española, Antena 3, Telecinco y Canal Plus.

El cine es asquerosamente caro. Una palabra tan inocente como “nieve”, escrita en un orden de rodaje se convierte en el capricho más caro que jamás habrás tenido en tu vida. El cine es tan caro que incluso en España, donde, por una cuestión demográfica, el cine es más pequeño, sigue siendo caro. En Estados Unidos lo que una película gana al vender sus derechos de emisión a un canal de televisión es un pico interesante, pero un pico. Aquí en España, ese dinero suele ser la mitad o incluso más que el presupuesto total. Es muy difícil juntar tanto dinero de una tacada por otros medios. Con todo esto, la única forma de que tu proyecto tenga buen aspecto financiero es que tu productor consiga vender los derechos de antena de tu impresionante largometraje a una de las cuatro comisiones de los cuatro canales antes mencionados.

Y un canal de televisión, de comprar cine español, va a optar por los géneros seguros (comedias urbanas, melodramas con poso social, thrillers al estilo de los norteamericanos con tres años de retraso), los nombres y caras con resonancia, las adaptaciones literarias de éxito más o menos asegurado. Más o menos la misma política que se sigue a la hora de comprar series de producción autóctona. Y tiene todo el derecho del mundo. (aunque en el caso de Televisión Española esto último se podría matizar).

Imaginemos que en una realidad alternativa Ud.ha escrito, en un frenético fin de semana Muerte entre las flores, un guión por el que se pirra Pérez Films, que incluso ya le ha pagado un dinero. Pues bien, la credibilidad de ese proyecto, que una distribuidora apueste por él, que una comunidad autónoma colabore en la financiación, que el presupuesto se complete para poder rodarlo con tranquilidad y calidad de equipo, depende de que quiera emitirlo un canal de televisión al que, de entrada, es probable que esta película se la sude hasta dirigida por los Coen.

Por supuesto, muchas películas españolas se filman al margen de este proceso. Son proyectos en los que una circunstancia extraordinaria posibilita cerrar todo el presupuesto (En mi caso, estar nominado al Oscar con un corto, en el de Koldo Serra, la participación de Gary Oldman en el proyecto). Son producciones mucho más frágiles y complicadas, sometidas a presiones insospechadas e impregnadas de una incertidumbre bastante justificada. La próxima vez que oiga algo acerca de ese escalofriante tanto por ciento de películas españolas que no se llegan a estrenar, que sepa que la práctica totalidad están en este grupo.

El cine español es televisión. Es así de terrorífico. Y así de lógico. Así que piénselo dos veces antes de escribir una nueva secuencia de ese guión magistral y revelador que tiene entre sus manos y en el que nieva en todo momento. Párese a pensar si a su abuela no le gusta. Por que la persona que puede dar luz verde a su guión piensa más en su abuela que en usted.

En otras palabras que me acaban de venir a la cabeza tras un terrible lingotazo de café solo: Para que un director novel consiga rodar una película con comodidad, y salvo contadísimas ocasiones, su proyecto tiene que ser mediocre, o al menos parecerlo.

¿La solución a este angustioso cuello de botella entre usted y el público? Por supuesto, está ahí. En esa tecnología nueva y maravillosa que le permite hacer películas con presupuesto doméstico. Sí, ya es posible meter nieve en una película con un MAC. Sí, ya es posible sacarse una película de la manga en un formato y calidad asumible por un gran público.

De hecho, hace años que ya es posible. Entonces ¿Por qué hasta los grandes ideólogos de la revolución del cine digital hablan de algo que “está a la vuelta de la esquina”? Y es que tengo la sensación de que esa esquina lleva una década doblándose.

Creo que el problema es que esa revolución se anhela con la misma actitud con la que espera el nuevo lanzamiento de Nintendo. Se espera que llueva del cielo la herramienta definitiva (y se va a esperar a que baje de precio). Y la verdad es que nada va a revolucionar la nueva cámara HDDDH.X.P4214, ni el nuevo microprocesador que los japoneses tienen escondido bajo el sobaco hasta el verano que viene.

La revolución llegará cuando un don nadie grabe con su cámara y sin gastarse un duro de más un largometraje tan asombroso y acojonante que lo ponga todo patas arriba. Esa es la única maldita manera. Y hace años que podría haber sucedido.

Así que dejen de llorar en público. Sean ambiciosos, corran el peligro de que les llamen pretenciosos. Inventen o reinventen un género: No me vale ni el costumbrismo urbanita, ni la comedia a lo KevinSmith/MontyPython/BenStiller, ni la gamberrada trash, ni ningún género necesitado de la complicidad previa del espectador. No tengo nada en contra de estas opciones. Pero les recuerdo que estamos hablando de revoluciones, no de salir del paso. Así que empiecen a escribir mañana una película mejor que Psicosis y que se pueda rodar en casa del tío Paco. Y planifíquenla mejor que Welles, y, si les apetece, consigan que sea más provocativa que las de Buñuel en sus tiempos. Y no imiten el estilo de nadie, ni rindan tributo a ninguna década ni balbuceen sobre la tumba de algún director muerto.

Mañana me cuentan.

El Pianista corrige y amplía el tema en su blog.

Author: "Nacho Vigalondo" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Sunday, 11 Jun 2006 10:05

Author: "--" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
No se cae   New window
Date: Friday, 09 Jun 2006 15:49

Bueno, pues sí. Aquí tienen la crónica de Refo (entusiasta y disciplinada) y la de Rubín (sucia e indiscreta) acerca de nuestro encuentro en el Fictional Lounge de Salamanca, otra confirmación de que la combinación alcohol + cámaras + youtube ya es un mal generacional.

Martín Crespo
Los Chemical Brothers, un jueves por la mañana.

Tan sólo resaltar lo bien que nos sentimos arropados por la organización, tanto por Refo, como por Eli y por Zama, que me dejó pinchar en su bar a lo loco, y también por un público que merecían a Miguel Angel Martín y a su globo de ginebra sin nuestras adolescentes interferencias.

PD: Suelo ningunear los rumores y falsedades en torno a mi persona, pero quiero dejar claro que cuando me pongo un vaso de cerveza en la cabeza NUNCA se cae.

Author: "Nacho Vigalondo" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Monday, 05 Jun 2006 14:55

¿Cómo? ¿Que el anterior post le ha parecido un encadenado de estupideces? ¿Le gustaría darme un puñetazo por lo que dije acerca de Blader Runner y Lordi? Pues si Ud. reside en Salamanca no tiene excusa para no hacerlo, porque mañana, en el Café Moderno (Gran Vía, 73) a las 20:oo estaré soltando más o menos las mismas bravatas (Mi repertorio no es muy amplio). Miguel Angel Martín, Borja Crespo y Koldo Serra elevan la calidad del encuentro hasta estrellarla contra el techo de este salón ficticio que han montado Miguel Angel Refoyo y Eli Martín. Cada uno de mis acompañantes ya da para horas y horas de chascarrillos, así que imagínen el suma y sigue.

Fictional Lounge

Author: "Nacho Vigalondo" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Sunday, 04 Jun 2006 17:16

Meterse con Blade Runner en un entorno cinéfilo es tan placentero como jugar con una pistola de agua y una camada de gatitos. De la misma manera que el animal, antes de echar a correr dedica un segundo a permanecer quieto, mojado, no entendiendo absolutamente nada de lo que le informan sus sentidos, el cinéfilo medio se atasca un buen rato planteándose si es físicamente posible siquiera poner en duda tamaña película.

Mi problema con Blade Runner son las energías, tamaños y esfuerzos que se gasta Ridley Scott en explicarnos cómo será el futuro, señora. Como si pensase que el realismo tan celebrado de Alien (mi película favorita) se fundamentase en el humo y las goteras. Como si hubiese leído en El País Semanal de aquel domingo los artículos dedicados al baby boom, la inseguridad callejera, la expansión de Oriente y los intentos de diseño de coches voladores y dijese “Mierda, hay que enseñar esto antes de que suceda”.

Con todo, lo que me molesta no es tanto que al asunto original del relato “la condición humana no hay por dónde cogerla” se le sume un “y además el futuro será así”. Lo que me irrita es que, como consecuencia de todo esto, se nos muestre, a través de los ojos de un detective cansado y sumido en la rutina, una ciudad como si fuese la ultima instalación de Terra Mítica. Vamos, como si hacemos el seguimiento de la vida de un Guardia Civil y acabamos con unas tomas aéreas de un vídeo turístico a lo “Ven a Andalucía”.

Es desde fuera desde donde la ciencia ficción parece interesada en el futuro, el “qué pasará cuando”. Cuando no es así: La ciencia ficción está tan interesada en el futuro como el género negro en la balística o el western en la realidad sociopolítica norteamericana a finales del siglo XIX. La especulación o ensoñación acerca de qué demonios vendrá después no son más que herramientas para no dar demasiadas explicaciones a la hora de forzar los límites de lo imaginado en las historias. Para que tardemos una página en teletransportarnos y no cien.

Cuando Philip K. Dick explicó que esta realidad, tal y como la conocemos, es susceptible de ser devorada por otra, lo decía con el convencimiento de que podía suceder, o estaba sucediendo, o, en el peor de los casos, había sucedido ya. El hecho de que los medios de comunicación de masas, el bipartidismo político, la mentira a escala industrial, las sustancias alteradoras de conciencia, o la mismísima ficción puedan acabar mandando al carajo esa frágil acumulación de datos que Ud. llama realidad no es algo que tenga que llegar necesariamente con las naves espaciales y los rayos láser. Ni K. Dick ni los demás hablan del mañana: La ciencia ficción está pasando.

En la asombrosa etapa que Grant Morrison escribió de los X Men hubo cirugía, sexo, genocidos, contrarrevoluciones y los trajes de astronauta de Terror en el espacio, la película de Mario Bava. Lobezno, Cíclope y los demás dejaban de ser la metáfora machacona acerca de las desigualdades sociales y pasaban a formar parte de un inquietante discurso acerca de la necesidad de diferenciación de todo triste ser humano, aún a costa de la desintegración de la propia identidad.

Una de las muchas subtramas abarcaba el triángulo amoroso entre Scott Summers, Jean Gray y Emma Frost. Lo explico para los profanos: El tipo está casado con la primera. Ella es una telépata multiplicada por mil, una mujer capaz de imaginar un castillo y hacer que te pierdas dentro de él. Y el tipo mantiene un romance a escondidas con la otra. Que también es capaz de manipular tu conciencia hasta extremos infinitos. ¿Adónde nos lleva todo esto? El desdichado Scott vive su romance adúltero (sexo incluido) a un nivel mental. “¿Qué color de pelo quieres que tenga esta noche en tus sueños?”, y todo eso. ¿Podemos entender esto como una infidelidad real, cuando en realidad cada uno duerme en su cama? Mientras pensamos en ello, Jean Grey, la esposa, les pilla in fraganti… Escabulléndose dentro de una de sus fantasías. ¿En qué armario esconderse, cuando nadie se ha molestado en imaginar uno antes?

No le pido que ahora se asombre por este intangible lío de faldas. Tan sólo le sugiero que piense en ello un poco cuando esta noche le mande borracho un SMS a la novia de su mejor amigo.

No ha sido casual que me haya referido a un cómic con famosa adaptación cinematográfica para poner un ejemplo de ciencia ficción al día de hoy: Muchos críticos han acertado a la hora de entender que las películas de los X Men son una metáfora acerca de las discriminaciones a ciertos colectivos en general y al gay en particular. Estamos de acuerdo. Pero nadie se ha preguntado qué maldito sentido tiene hablar de esos temas en términos metafóricos a estas alturas.

Hay un momento en los X men de Morrison, bastante gracioso, por cierto, en la que un mutante famoso duda acerca de si hacer pública su condición homosexual va a potenciar o diluír el poder mediático de su identidad. Mientras tanto, en los largometrajes nos sacan tipos musculosos con alas de ángel diciendo entre suspiros “Nadie nos comprende”. El primer discurso está escrito anteayer. El segundo es una adivinanza más vieja que el mear.

Ese es uno de los motivos de que el cómic actual me haga perder mucho más dinero que el cine de estreno: Tengo la sensación de leer un periódico de otra dimensión a fecha de hoy, no la de desenterrar una imaginaria cápsula del tiempo.

Sin City, Daredevil, Una historia de violencia… Entre las películas que adaptan cómics y la publicación de sus ediciones originales suele haber un desfase de una década más o menos. Y en ningún caso ese desfase sirve para añadir cambios a las historias en función del paso del tiempo. Los cambios suelen ser las suavizaciones de siempre: Fuera tetas. El caso más extremo es de V de Vendetta, un discurso político anti-thatcher en el que lo más trasnochado del tebeo original (reconocido por el mismo autor) ha acabado siendo considerado lo más actualizado de la película.

¿Por qué han tardado cinco años en hablar de la tragedia del World Trade Center en el cine, cuando el cómic, el teatro y la literatura se hicieron con el tema tan pronto como pudieron? No se engañe, no ha sido ni la búsqueda de perspectiva histórica ni el respeto por las víctimas. La industria cinematográfica es igual de lenta en la explotación de todas las ideas que llegan a ella, y el cine social es tan lento como cualquier otro. O acaso usted cree que la película acerca de los Latin Kings va a salir este otoño.

Si el cine no es el medio de comunicación más lento de todos, lo es la televisión. Las noticias llegan con la rapidez habitual, pero la estética, los ritmos, los puntos de vista, en algunos canales tienen un retardo al que sospecho que se le podría sacar la constante matemática.

Y luego está Eurovisión. Ver Eurovisión es contemplar una noche estrellada. Cuando miras al cielo nocturno y percibes la luz de las estrellas, lo que estás contemplando es el pasado: Las distancias cósmicas hacen que la luz de un astro siga viajando y llegue a tí incluso cuando la estrella está ya muerta. Cuando contemplas Eurovisión estás contemplando la luz de quince años atrás. En el 85, Eurovisión era un conducto abierto a las ropas, estilos y formas de realizar de 1970. Este año hemos podido contemplar 1991 a través de esta ventana.

Yo celebré como el que más el triunfo de Lordi este mismo año. Que unos hombres con caretas de monstruos con un complicado pasado en común ¡Uno de ellos es un extraterrestre y otro es una momia! triunfen en un mar de canciones del verano que nacen muertas es algo que siempre habrá que celebrar.

Cuando Lordi gana en Eurovisión pasa algo parecido a lo que sucedió en la nochevieja del 1988, cuando un guión de Javier Gurruchaga , Joan Potau y Juan Carlos Eguillor, parió un especial de Fín de año en el que había canibalismo, pedos y magreos. Una combinación de astros, o una conjunción de grietas consiguió que se colase un bicho en la ensalada. Nada que objetar en el caso de La última cena… del 88, el programa de Gurruchaga. Visto hoy, todavía escalofría. Pero en el caso de Lordi, hay que asumir se trata de un grupo musical tan de época como el concurso en el que han ganado. Y es que, en Eurovisión, los bichos salen tan anacrónicos como propia ensalada.

Por supuesto, no todos los medios de comunicación que tienen la cualidad de viajar en el tiempo lo hacen al pasado. Por ejemplo, las revistas del corazón saben proyectarse al futuro y lo hacen con frecuencia: Las portadas y titulares de las últimas semanas no anunciaban la inminente muerte de Rocío Jurado, se adaptaban a ella. “Rocío en el corazón de todos” “Rocío, grande e irrepetible”, eran titulares que lo mismo valían para un presente en el que aún la artista vivía, pero que se ajustaban como un guante al fallecimiento próximo.

Pero es el viaje al pasado el fenómeno más presente. Y cuanto más movimiento económico haya en cada estreno, más lejano es el pasado al que nos asomamos.

Pongamos que usted, un individuo al día de hoy, se encuentra tan tranquilo tomando refrescos inteligentes, y subiendo a Youtube el concierto que grabó ayer con su móvil robando Wi-Fi al vecino con su Playstation portátil y de repente tiene la idea para hacer la serie de televisión del siglo. Una idea que enmudece a todo aquel a quién se la comenta. Un apasionante y divertido replanteamiento a todo lo que hemos visto en cualquier pantalla.

Usted lo redacta, lo imprime, lo copia, lo registra y lo entrega al departamento oportuno de un canal de televisión, sabiendo que está arrojando una bomba atómica.

Un medio de comunicación, cuanto más dinero mueve, más comisiones con más miembros aloja en su seno. El número de personas que van a valorar su proyecto en una televisión española generalista es mucho mayor que el de los que valoraron el proyecto de Grant Morrison para sus X Men. Las comisiones que van a a valorar su proyecto probablemente no estén compuestas ni por directores, realizadores, ni guionistas, ni por nadie que pueda ser considerado público objetivo de su proyecto. Está compuesta por administradores, ejecutivos, jefes de ventas, directivos. Gente con una pulsión común: El amor por todo aquello que se parece a algo y el miedo cerval a lo que no se parezca a nada. En otras palabras, todo aquello que pueda remitir a un pasado más o menos cercano puede ser considerado en términos económicos. Su rentabilidad puede ser estimada, en función de una referencia previa. Pero si su proyecto ha optado por la combinación sin precedentes de elementos, con una intención inédita y unos objetivos recién salidos de madre, es bien sencillo… ¿Qué clase de beneficio se puede obtener de algo que no ha existido hasta ese momento? ¿Algo que puede que ni siquiera se haya entendido sobre el papel?

A más dinero, más comisiones, a más comisiones, más proyección hacia un pasado cada vez más lejano, cada vez más seguro. De ahí el retardo de Eurovisión, un fenómeno, no olvidemos, antes televisivo que musical, cuyo resultado es la decisión de una comisión a partir de decisiones de otras comisiones que han tomado decisiones respectivas en cada país participante. Una combinación de factores que provoca que el año al que viajamos con cada edición de Eurovisión resultante sea: n - 15, cuando n es el año de emisión.

Cuanto más masivo es un medio de comunicación, más inevitable es su pliegue hacia el pasado. Con lo cual el desfase de tiempo, de producirse, alcanza a un público amplísimo. Estamos en el año 2006, pero la conciencia colectiva se encuentra en el, pongamos, 2001.Las sensibilidades de las nuevas generaciones de artistas son víctimas de este retardo, al que se suma el retardo al que serán sometidas sus obras por obra y gracia de las comisiones que les toquen. El resultado: Sus películas viajarán a un pasado el doble de lejano que el de las películas que disfrutaron. El calendario sigue avanzando, pero nosotros, los que vamos al cine y vemos televisión, vamos retrocediendo cada vez más, generación a generación, invadidos por un pasado cada vez más hondo.

Una mañana, metemos las manos en el bolsillo y de él volvemos a sacar pesetas.

Author: "Nacho Vigalondo" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Friday, 26 May 2006 16:25

Si después de las prácticas escatológicas y el asesinato estos personajes aún podían caerle bien, deles una nueva oportunidad para abominarles definitivamente en este tercer y estremecedor capítulo de Café Hervido, Café Jodido.

Café hervido, Café jodido cap. 3

Author: "Nacho Vigalondo" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Thursday, 18 May 2006 11:44

Nacho Manubens, (aquí está el link de su primera película) ha tenido la amabilidad de mandarme enlaces para ver la pieza que grabamos para Cuatro en nuestra visita al Lebowski Fest.

Aquí en alta calidad

Aquí en la otra.

Lebowski
Un mundo de sinsabores.

Author: "Nacho Vigalondo" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Saturday, 13 May 2006 16:30

A falta de ningún documento gráfico acerca de lo que fué rodar ayer mi segunda pieza para La Hora Chanante, lean la perspectiva que tuvo del rodaje Guillermo Ortiz, el Chico que Quería Ser Brett Easton Ellis, un tipo de currículum inaudito. La hora Chanante es tan de culto, que hasta las visitas inesperadas de los rodajes también son de culto. Hoy tenía un mal día y su página me ha relajado un huevo.

Por cierto, aprovecho para felicitar por escrito a Ernesto Sevilla por su cumpleaños. De momento, es joven. Vamos, que tiene más buenos amigos que años.

Author: "--" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Friday, 12 May 2006 11:24

¡Atención, este post contiene spoilers varios en muchos sentidos acerca de varias películas!

-Oye, te quería comentar…
-Sí.
-La película esa que vamos a distribuír.
-La de Bruce Willis, qué le pasa.
-Pues que la he visto y… No sé.
-¿Qué le pasa?
-Pues trata acerca de un niño inadaptado, sabes, un niño solitario al que ayuda Bruce Willis, que es un psicólogo. Resulta que el niño ve fantasmas.
-¿Y?
-Pues que los fantasmas que salen… No sé. Son muy cutres.
-¿Cutres? No puede ser. Es una película de alto presupuesto.
-Pues si los ves, te cagas. Son actores a palo seco. No llevan sábanas, ni están pálidos. Alguno tiene algún rasguño, pero… ¡Ni siquiera son transparentes!
-¿No son transparentes? No me lo puedo creer.
-Y eso no es todo. Al final, resulta que Bruce Willis también es un fantasma. Le han pegado un tiro al comienzo de la película y resulta que desde entonces ha sido un fantasma sin saberlo. Y por eso el niño es el único que ha hablado con él en todo momento.
-Espera, espera, eso sí que no tiene ni pies ni cabeza ¿Cómo no va a saber un fantasma que es un fantasma?
-Hombre, es que él tampoco es transparente, igual es eso…
-Ja, ja, ja. ¡Claro! ¡Va a ser eso!
-Ja, ja, ja… Ay, estos americanos… No, en serio, es una película que no hay por dónde cogerla. ¿Qué hacemos con ella? Sale Bruce Willis, no podemos mandarla directa a DVD.
-Escucha. Vamos a cambiar el guión de doblaje.
-¿Cómo?
-Mira. Pongamos que el niño no ve fantasmas. Ve gente. Gente que se cuela en las casas. ¿Podemos cambiar el texto para que cuadre esa explicación?
-Sí… Y eso tiene sentido. El niño se da cuenta de que hay… Okupas O terroristas. O algo así.
-Gente escondida, gente rara….
-Ya. ¿Y cómo solucionamos lo de que Bruce Willis está muerto? El tío tiene que descubrir algo al final.
-Bruce Willis… A ver, déjame pensar… ¡Ya está! Bruce Willis descubre al final… que huele fatal!
-Qué huele fatal… Claro, claro, claro… Eso explica que durante toda la película nadie se le haya acercado, que se haya distanciado de su mujer… Desde que le pegaron un tiro… ¡Desde que le pegaron un tiro Bruce Willis se descuidó! ¡Y ha dejado de lavarse!
-Y sólo habla con el niño porque…
-¡El niño no tiene olfato! ¡Por eso es un niño marginado! ¡Porque ha perdido el sentido del olfato!
-Ya está. ¡Hemos salvado la película!

Ustedes pensarán que tal situación es imposible, pero…

En la película Infierno de Cobardes dirigida y protagonizada por Clint Eastwood, en aquella época en la que los cinéfilos todavía no se habían enterado de que era bueno (quizá porque estaban muy ocupados echando pestes de Sergio Leone) el Forastero, tras cargarse a los malos, y en su definitiva despedida del pueblo en el que se han abierto las puertas del infierno, pasa junto a la tumba del antiguo sheriff al que supuestamente ha vengado.

infierno1
El sepulturero, que está terminando de tallar la lápida, le dice “Aún no sé cómo se llama usted”.


A lo que Eastwood contesta “Sí que lo sabes”.

infierno3
El rostro del sepulturero se hiela y…

infierno4
Y un último e inspiradísimo movimiento de cámara nos confirma que sí, que el sepulturero sabe su nombre… Porque Eastwood resulta que era UN ESPÍRITU VENGADOR QUE HABÍA VUELTO DEL MAS ALLÁ.

Si usted no entiende este último giro, no se sienta sólo. Hay más personas que, como usted, no entendieron nada, y ante la confusión, decidieron hacer un apaño. Porque… ¿Con qué nos topamos en la versión doblada al castellano?

infierno3
Con que Clint Eastwood, tras el “Sí que lo sabes” y sobre el plano del sepulturero que escucha alucinado, dice, a toda velocidad, “Era mi hermano”.

infierno4
Con lo cual este último plano toma un sentido completamente distinto.

Y con él toda la película.

Gracias a Roberto Cueto.

Author: "--" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Videochat   New window
Date: Wednesday, 10 May 2006 22:12

Mañana, jueves 11, a las doce de la mañana estaré contestando preguntas en el Videochat de Ozu. Se me podrá ver a través de una ventanita. No se lo pierdan, si alguna pregunta me destroza emocionalmente, podrán verme llorar en directo.

(ELIPSIS)

Bueno, ya está. Ésta ha sido la charla. Setenta y pico respuestas, y aún me quedé con las ganas de contestar las muchas que quedaron en el tintero. Por cierto, Gemma, no detecté en su momento que firmabas como Nierga. ¡No habría penitencia que compensase no ubicarte!

Author: "--" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 09 May 2006 20:22

LaGranRevelacion2
No, no es una viñeta del Doctor Extraño dibujada por Jack Kirby , son Iván Terlenko y su Fiel Ayudante Scotty en La Gran Revelación.

El primer cortometraje con todas las de la ley de la Factoría Chanante, bajo la astuta batuta de Santiago de Lucas, La Gran Revelación, se estrenará en el Festival Internacional de Comedia de Peñíscola. Pero no lloren si les pilla de exámenes, tendrán más oportunidades de ver este striptease conceptual, este destape metaligüístico, esta tontuna multicapa en la que se resuelve la pregunta que ha dejado a la puta escotilla de LOST en segundo término: ¿Qué terrorífica circunstancia une a Vicentín, a Julián López y a Chimo Bayo?

Y este viernes realizo mi segundo sketch chanante, mi venganza contra la televisión española: Gremlins 3, el chiste más depresivo que jamás verán en sus pantallas.

LaGranRevelacion
De cerca a lejos, Julián López haciendo de sí mismo, Carlos Areces como su madre, Ernesto Sevilla como el Fiel Ayudante Scotty y Nacho Vigalondo como el profesor Terlenko.

Author: "--" Tags: "General"
Comments Send by mail Print  Save  Delicious 
» You can also retrieve older items : Read
» © All content and copyrights belong to their respective authors.«
» © FeedShow - Online RSS Feeds Reader