• Shortcuts : 'n' next unread feed - 'p' previous unread feed • Styles : 1 2

» Publishers, Monetize your RSS feeds with FeedShow:  More infos  (Show/Hide Ads)


Date: Friday, 08 Aug 2014 09:10
Ya saben, lo de Rosetta, lo he ido contando por la radio, en todos los sitios donde me dejan (véase por la bitácora esta) y quizá por eso se me había pasado consignar algo de la emoción de estos días. La historia de esta misión, este viaje de Rosita es ciertamente algo apasionante.

Y la nave ha acompasado su paso al del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, para los amigos "Chury". Desde ayer está haciendo una compleja filigrana más o menos triangular de manera que se mantiene a unos 100 km del núcleo del cometa, mientras lo analiza con los instrumentos que lleva a bordo. Lo cuentan los medios, los científicos, todo el mundo... y da gusto pensar en que todo esto es posible porque aún no lo hemos confiado todo a los brujos y mercachifles. Da gusto pensar que entre tanta historia terrible hay también noticias de ciencia básica.

Pero quería justo comentar algo que precisamente hoy me han preguntado en dos sitios diferentes y dos personas muy distintas. La cosa es: ¿cómo hacen para que la nave pueda hacer ese complejo recorrido por el Sistema Solar durante 10 años y no perderse? ¿Cómo comprueban que está donde debe estar y se mueve en la trayectoria correcta?

Pues es todo un logro. No el único, porque hay muchos logros, y uno de los que todos pasamos por encima diciéndonos que será solo cosa de hacer los cálculos es precisamente el diseñar esa trayectoria que permite a una pequeña nave salir de la Tierra e ir recorriendo el espacio cambiando su velocidad y economizando combustible para cumplir con todo lo que tiene que hacer.

La otra cosa es, ciertamente, cómo comprobar que no se está metiendo la pata. Hace falta un navegante en esa nave, un piloto que reconozca dónde está el norte y el sur, y dónde se encuentra... y eso es más o menos lo que hace la denominada "Startracker & navigation camera electronic unit". Dispone de una cámara con la que sacar fotos del cielo, y un calculador electrónico que coteja esa imagen con el campo estelar del atlas, pudiendo medir las diferencias entre la trayectoria calculada y la real.

Todo ello con bastante precisión porque no es cosa de perderse por ahí dando vueltas a lo tonto como si fueras una Sandra Bullock en una peli de Hollywood efectista aunque cutre. La unidad de navegación estelar de Rosetta y la cámara NAVCAM vienen de un desarrollo técnico que ya había demostrado su eficacia y precisión en las misiones europeas Mars Express y Venus Express.

Y la responsable del sistema es la empresa CRISA (Computadoras, Redes e Ingeniería S.A.U.), española, dedicada precisamente al diseño y fabricación de electrónica y software para aplicaciones espaciales, actualmente integrada en Airbus Defence & Space. Con sede, eso sí, en el Parque Tecnológico de Madrid en Tres Cantos.

La cámara, NAVCAM, ha sido protagonista más de una vez a lo largo de la historia de la misión, por haber sido una de las primeras cámaras que estuvo operativa al despertar a Rosetta hace unos meses, y porque con ella se ha podido ver cómo la misión iba viajando por el Sistema Solar, con sus acercamientos a la Tierra, a Marte, a (2867) Steins o a (21) Lutetia. Y, claro, al destino de su viaje.

Precisamente a finales de junio la ESA publicaba este vídeo de las imágenes de NAVCAM conforme Rosetta se acercaba al cometa. Que es, por cierto, el que está en medio de la foto. 



(enlace a la noticia: COMET 67P/C-G IN ROSETTA'S NAVIGATION CAMERA)

El campo de NAVCAM es de 5 grados y recoge 46 imágenes de 1024x124 (12 bit por pixel) tomadas entre el 8 de mayo y el 22 de junio. Como comentaba, el cometa está en el centro de la imagen. Podemos fijarnos en el campo estelar, que aparece moviéndose, pero no es sencillo reconocerlo sin más...

En la página de CRISA hay alguna breve noticia sobre su sistema: "La electrónica de Crisa guía a Rosetta durante un viaje de 10 años"

Y en la web de Rosetta se puede encontrar toda la información sobre la misión y las últimas noticias, como no podía ser de otra manera.

Recomiendo, last but not least, la web de Rosetta que en el Instituto de Astrofísica de Andalucía, tienen para Rosetta. Merece la pena, de verdad.

Y ya vale por hoy... que las noticias irán llegando y serán sorprendentes. Mucho.

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 29 Jul 2014 11:46
Si es que me encuentro con sorpresas todos los días. Yo que siempre he estado haciendo radio un poco precisamente porque 'verba volant, scripta manent', de manera que lo dicho un día ahí se perdía, y con lo de los podcasts ya la tenemos montada. Yo dejé de poner los podcasts cuando se emprezaron a poner de moda, lo que atestigua, como siempre, que mi visión de lo que peta en tecnologías de la información nunca ha sido nada fiable. Recuerdo que con Victor Ruiz estuvimos colocando los mp3 de las colaboraciones que hice durante 10 años en Radio 5 Todo Noticias, aquella "La astronomía en Radio 5". Vete a saber dónde están ahora los ficheros.

Sirva todo esto como introducción a que el otro día me fijé que en Twitter estaban mencionando que las secciones de "el vecino de la azotea" que hago para el @pamplonetario y el programa de Radio Nacional ESTO ME SUENA, dirigido por José Antonio García, están también accesibles como podcasts separados, aparte de que en RTVE a la Carta uno pueda encontrarse con todo, por supuesto, todo el programa quiero decir y no solo mis 10 minutillos. Como este verano seguimos haciendo un poquito de ciencia desde el ático en la edición veraniega que dirige David Sierra, pues aprovecho y lo pongo por aquí. Y de paso algunos de los enlaces.

No sin antes, por supuesto, agradecer el curro a los responsables. Pues eso, que gracias a @misterios_ciencia. Y que si quieren, ahí están: MISTERIOS DE LA CIENCIA

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Wednesday, 16 Jul 2014 15:38

Gracias a Francis Villatoro me encuentro con el vídeo (altísima resolución, se me ven todos los granos) de la charla que di en el ciclo de conferencias organizado por la Escuela de Doctorado de la Universidad de Málaga el pasado 28 de marzo. El enlace al vídeo es este:

http://www.infouma.uma.es/noticias/index.php?option=com_content&task=view&id=918&Itemid=50

 

Lo cierto es que en la charla me despaché a gusto... en un ambiente universitario, más en una facultad de filosofía y letras, más aún en compañía de académicos de renombre (y además amigos), la idea de mi charla, que era hacer un recorrido sobre la manera en que en estos tiempos revueltos nos encontramos constantemente con la promoción de estupideces, timos, engaños y demás flaquezas de la sesera humana. En una reflexión más amplia sobre la ciencia y la sociedad, la apertura del ciclo con mi charla permitió que, tras ella, los datos y las aportaciones fueran sin duda mejores y más documentadas. Como en otras ocasiones, la charla se sustenta en unos cuantos pantallazos de los medios digitales, de las noticias que nos llegan o los comentarios que pueblan las redes. Para hablar de qué nos sucede, resulta necesario, pero además conveniente, partir de estos mundos publicados, repetidos y transmitidos. No hay noticia aparte de la publicada, no hay reflexión diferente de la que se comparte. Pues eso. Aquí lo comparto, y aprovecho para agradecer a la UMA el haberme invitado a participar en esta iniciativa de la Escuela de Doctorado.

 





Para acceder al visionado es necesario tener instalado Flash

Ciclo de Conferencias: Ciencia y Sociedad

28 de marzo de 2014

11.00: Javier Armentia, Director del Planetario de Pamplona: “Pensar en tiempos revueltos (ciencia y pseudociencias en el mundo de hoy)”

  

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Wednesday, 02 Jul 2014 01:43
Esta es la última columna de la temporada en el Diario de Noticias. MILENIO abrió sus puertas este vigésimo año del periódico en septiembre de 2013 y acaba ahora, el lunes 30 de junio de 2014, unos días antes del fin del mundo de los sanfermines, cuando el Diario nos regala unas vacaciones a los columnistas, sin duda -en mi caso- para que los lectores tengan un verano más tranquilo. Como suele ser habitual, cuando tengo la suerte de enrolarme en la expedición de los jóvenes de la Ruta BBVA, la columna de cierre la mando desde las tierras americanas que nos acogen. Quede así como pequeño homenaje a los amigos de la serpiente emplumada que, desde hace casi 20 años, también como el Diario de Noticias, me acogen y me dejan decir las cosas que me gusta decir. Y algunas que no me gusta decir, también.

Aquí va la columna: LO GLOBAL (MILENIO, Diario de Noticias, lunes 30 de junio de 2014)

Quienes conocen las monomanías con que pueblo esta columna saben que cuando puedo me escapo como estrellero de una expedición cuyo fundador calificó un día de iniciática (genial Miguel de la Quadra), y que es viaje a la antigua usanza, de esos que cambian necesariamente a quienes lo realizan. En la Ruta BBVA me pasa eso: anoche estaba en una pequeña plaza de toros en Chivay, un ayuntamiento cabeza del valle del Colca, uno de esos parajes peruanos que son en todo excesivos, por las alturas, los desniveles, la amistad de sus gentes, su pobreza... Ahí estaba enseñando un cielo dominado por la constelación de la Serpiente-cóndor, en otras latitudes conocida como la Serpiente emplumada o como el Escorpión, escudriñados desde los Ojos de la Llama, contando que uno de ellos es la estrella más próxima a nuestro Sol, aunque si hay alguien allá en Alfa Centauri estará viendo aún las imágenes que le llegan del Mundial de Sudáfrica, porque la luz tarda cuatro años en recorrer la distancia que nos separa.

Hoy vamos a pasear por antiguas tumbas de pobladores de estas tierras, veremos cónderes volando sobre cañones kilométricos, y posiblemente no pasemos por una pista que tuvo el otro día un derrumbe. Pero escribo esto conectado a Internet vía satélite Hispasat, corrigiendo un trabajo que habíamos preparado desde China y Pamplona, y leo las noticias de esa Navarra que he dejado en pleno presanfermineo.

No les cuento esto por tirarme el moco: lo global es así y para mi hoy supone sentirme cerca de quienes están a miles de kilómetros, descubrir antiguas miserias o bondades, nuevas necesidades o extinciones insospechadas, y poder reconocerme como viajero que intenta iniciarse de la mano de unos jóvenes sorprendentes en un mundo no menos sorprendente. Lo global es saber que aquí estamos en pleno invierno mientras el verano acaba de comenzar allí al otro lado de esta bola paradójica. Que lo disfruten.

Algunas imágenes del viaje en mi cuenta de instagram:

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 24 Jun 2014 19:42
El pasado domingo aparecía en EL MUNDO un bodrio astrológico en medio de las noticias sobre el rey Felipe VI. Lo puso Javi Vizcaíno por Twitter:

Javier Vizcaíno@Javiviz Esto seguro que les ha "encantado" a @Uhandrea y @javierarmentia . Tela. pic.twitter.com/OaH5iOR7LW

Enlace permanente de imagen incrustada


Como tengo mi pequeño huequito astronómico en los blogs de ciencia de EL MUNDO la tontería astrológica me dolía doblemente, así que preparé una réplica sin más que recordar cómo ya hacía unos milenios se había visto que eso de los astros dice muy poco en comparación, precisamente, con ser hijo de rey o hijo de cocinera, tracio o judío, borbón o republicano...

Entre medias, como era domingo, me tocaba mandar al Diario de Noticias la columna del lunes, y también hablé algo del tema. Así que pongo los dos artículos seguidos, ya que hablan de lo mismo...

MILENIO / DIARIO DE NOTICIAS - lunes 23 de junio de 2014
ES OFICIAL: ES VERANO



Ya pasó el día más largo del año y el Sol comienza poco a poco a declinar hacia el Sur, en un camino que a lo largo de los próximos seis meses irá haciendo que disminuya el día y aumente la duración de la noche. Aunque no nos parezca, con eso de los calores y demás. Hace unos años esto de las estaciones tenía hasta su anuncio oficial, ahora queda más perdido dentro de ese pandemonium de notas de prensa de organismos públicos y privados que conforman la realidad publicada. Lo que tenía su gracia, porque declarar oficialmente la entrada del verano es pretensión muy humana, quizá porque pretendemos que también esto de la naturaleza es cosa de opinión. O que las arbitrariedades humanas, por el contrario, son cosa de un cierto orden natural. Como la Monarquía o la sumisión de la hembra al varón que consagra en el primer caso la Constitución y en el segundo también la Iglesia.

Al hilo de esto, me acuerdo de que hace unos decenios sucedió que en uno de los más antiguos diarios monárquicos españoles se informó un día que un eclipse había cumplido su horario previsto, "según comunica el Observatorio Nacional de Madrid". Como si las revoluciones de los orbes celestes pudieran ser modificadas por el poder de un astrónomo, o necesitaran de una ley orgánica. Anteayer, en pleno ataque solsticial, otro diario monárquico y nacional decidió incluir entre los análisis del nuevo reinado un horóscopo de la real pareja. Imagino que ante la imposibilidad de decir nada interesante de algo que han convertido en tan consuetudinario como el tránsito aparente del Astro Rey tiraron de astrólogo. No consta que además un arúspice escrutara el vuelo de algunas aves, o se viviseccionara alguna alimaña para saber el destino adecuadamente. Pero la nota era oficial: seguimos siendo un país de borregos.

COSMOS / EL MUNDO . ES - lunes 23 de junio de 2014
LAS ESTRELLAS DE LA NUEVA PAREJA REAL



El horóscopo de la real pareja llega a ser noticia. A veces pensamos que los cielos nos pueden dar algún tipo de información útil, o al menos sorprendente, sobre un mundo que, sin embargo, tiene poco de esa caricatura que proporciona la creencia astrológica. Y ya hace miles de años nos lo avisaron, aunque aún no hayamos aprendido a ser escépticos.<

Carnéades (en griego era algo como  Καρνεάδης) vivió hace más de dos mil doscientos años, y ejerció de filósofo en Atenas.  Allí dirigió la Academa y se le atribuye precisamente la enorme capacidad de desarrollar argumentaciones que lejos del dogmatismo favorecen la duda. En aquella época, en el segundo siglo antes de nuestra era, estaba de moda en Grecia la astrología. Venía de Mesopotamia, donde la observación del cielo, de los movimientos y aspectos de los astros que se movían respecto de las estrellas fijas había permitido la elaboración de precisos calendarios, el desarrollo de sistemas de orientación, y toda una geometría que unía los cielos y la tierra. Era imposible no pensar que ese poderoso conocimiento nos daría también el poder de predecir los asuntos humanos.

La astrología nació casi necesariamente, y en la Grecia boyante y decadente se puso de moda. Nuestra vida estaba escrita en el cielo, y existía la mala estrella, los planetas propicios, el desastre (dis-aster) y los astrólogos disponían de su preciso mecanismo algebráico para leer lo que sucedía.

Pero a Carnéades las verdades eternas no le gustaban, le daba la sensación de que a lo más podemos llegar a considerar que algo será probable, o posible, que lo escrito no está grabado indeleble en los cielos, sino que el conocimiento debe ser sobre todo verosimil. Y el fatalismo le resultaba intolerable, al negar la libertad humana.

Así que como los astrólogos levantaban la carta natal de un niño recién llegado al mundo pretendiendo que ese diseño de las mecánicas celestes sería capaz de decir algo fundamental sobre cómo sería, qué le sucedería o cómo actuaría,  Carnéades se opuso planteando tres cruciales objeciones, que han pasado a la historia porque nunca han podido ser adecuadamente respuestas por la creencia en la influencia de los astros.

- ¿Por qué tienen una vida tan diferente el príncipe recién nacido en el palacio y el hijo de la cocinera que nació esa misma noche en las cocinas del mismo palacio?
Los astrólogos nos han asegurado que ambos comparten cielo y horóscopo, pero su realidad social y económica será mucho más importante que ningún pretendido designio astral. Los nacidos con el rey Felipe o la reina Letizia saben que por muchas estrellas que compartan, nunca será su vida igual a la de aquellos. Todas las historias que se iniciaran el pasado jueves poco comparten con el nuevo reinado del monarca, por más que la astrología escriba una idéntica carta natal de esos sucesos.

Es cierto que algunos estudios han mostrado que no es lo mismo nacer antes del verano que antes del invierno en las regiones de latitudes templadas donde hay cambios climáticos y de luz de tipo estacional. El niño nacido de cara al buen tiempo pasará más tiempo en sus primeros meses de vida fuera de casa, en un entorno más rico que, acaso, podría afectar algo a su desarrollo, al menos comparándolo con uno que nació antes del invierno. Pero el orden dentro de la familia, ser el primero o el último de varios hermanos, está mucho más relacionado con diversas dimensiones de la personalidad, y eso no tiene nada que ver con la hora o el día de nacimiento.

- ¿Por qué se parecen más dos tracios entre si aunque nazcan en diferentes días, o dos judíos, que un tracio y un judío nacidos el mismo día en Atenas?
Carnéades no sabía de genética, pero todos sabemos que en parte nuestro destino está escrito por pertenecer a un grupo social y étnico. Chris Murray, doctor en medicina, coordina el Instituto de Métrica y Evaluación Sanitaria en la Universidad de Washington y dirigió un estudio que mostraba que uno de los factores que mejor predice la esperanza de vida es... ¡el código postal!. ¿No eran los genes los primeros en determinar la propensión a enfermedades? Sin duda, pero algo mucho más mundano como el lugar donde viven tus padres opera más allá de todas las tendencias, y desde luego de las pretendidas influencias astrales. En un mundo competitivo, como mostraba el estudio científico en la esperanza de vida en EEUU, los ricos atesoran no solo mejores condiciones de vida, acceso a los bienes, la salud y la educación, además de un mejor futuro laboral, sino que también acaban viviendo más que la gente de los barrios obreros. Por más que Marte se situara en el mismo aspecto en la casa natal de todos los nacidos ese día.

Realmente las dos primeras preguntas de Carnéades muestran que, por mucho que se quieran inventar influencias astrales, los genes, la cultura y la economía marcan más el devenir de los asuntos humanos. Le podremos echar la culpa al cielo, pero es más que nada para despistar.

Había una tercera objeción del sofista:

- ¿Tenían todos los que murieron en aquella batalla el mismo horóscopo avisando de su muerte?
La idea de que podemos conocer el destino interpretando una "fotografía" del cielo, una representación que además no tiene nada que ver ni con las distancias ni con los movimientos reales de los astros (los que podrían afectar realmente en sus influencias físicas) y que responde a una visión geocentrista de un Universo que ahora conocemos completamente opuesto a la idea antigua de lo divino y perfecto resultaba ya hace dos mil años absurda, repugnaba al intelecto. Sin embargo, la fuerza de una buena idea que promete algo tan sutil como dar una recomendación, o una pista, y basándose en algo que parece tan perfecto como es el cielo estrellado, explica por qué por mucho que se haya criticado desde la razón, y se haya combatido desde el dogma, la astrología siga siendo tan popular hoy día como para llegar a la primera página de los medios digitales (incluido este) a la hora de hacer un pretendido análisis de cómo será el nuevo reinado del monarca español.

Es cierto que se ha escrito tanto y sobre aspectos tan poco relevantes que encontrarse una carta astral de cómo son los nuevos reyes es casi inevitable. En el Planetario suelo preguntar a los adolescentes si conocen el signo del zodiaco que corresponde, según la astrología, al día de su nacimiento. Casi todos lo saben, e incluso muchos saben el orden de las doce figuras de los animales mitológicos, y hasta algunas características asociadas al carácter de los nacidos en esa época. Casi nadie, por el contrario, sabe localizar las estrellas de la constelación correspondiente en el cielo, y menos aún que, para colmo, el Sol no estaba en la constelación de su signo zodiacal, sino más de 30 grados más allá.

En ningún libro de texto, ni en los programas oficiales, está toda esa gramática astrológica que dominan los españoles. Ningún profesor tuvo que convencerles de que aprendieran ese listado ordenado tan farragoso como absurdo, y desde luego muchísimo más inútil que la lista de preposiciones o las excepciones de algunas reglas gramaticales. Sin embargo, a lo largo de los siglos, transmitimos este conocimiento estúpido e imposible dándole respetabilidad.&

No es raro, por lo tanto, que si hablamos de qué extensor de pestañas usó la Reina, acabemos permitiendo que nos cuenten cosas obvias e imaginarias sobre la real pareja, como si algo así pudiera estar "escrito en el cielo".

Nota:
Recomiendo una revisión crítica de la astrología, de la mano del astrónomo y periodista científico Miguel Ángel Sabadell en las páginas de ARP Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico: "¿Está escrito en las estrellas?"
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 17 Jun 2014 07:26
Publicado en MILENIO, Diario de Noticas, lunes 16 de junio de 2014

De verdad que no me interesa demasiado el fútbol ese del Mundial, de la liga, del espectáculo y la burbuja de corrupciones. No hablo de deporte, sino de economía, como siempre. Por eso, el que en Brasil esto se haya convertido en otro montaje para las constructoras y demás empresas de esas de hacer el bien social y mejorar la Humanidad en su conjunto (es ironía, claro) no hacía sino seguir el diseño previsto y la evolución más probable. O sea, lo de siempre. Había leído, y es que estas cosas de la tecnología me siguen interesando, qué le vamos a hacer, que el primer saque iba a ser una puesta de largo para un sistema robotizado que podría revolucionar la vida a personas con grandes discapacidades. Una persona parapléjica iba a ser capaz de caminar e incluso de chutar gracias a un sistema robotizado, un exoesqueleto que, fruto del trabajo conjunto de cientos de científicos y tecnólogos, iba a permitir que la mente del usuario, el joven Juliano Pinto, le permitiera hacer lo que su cuerpo no podía.

Pero no fue para tanto, dicen que la primera gran decepción, más bien la constatación de que una cosa es lo que se quiere vender, el embalaje publicitario y chachi de algo que, en el fondo, es lo que es. Pena sobre todo porque conozco a gente que estaba realmente entusiasmada con que el lugar del deporte espectáculo fuera un escaparate para la ciencia con conciencia, la tecnología que iguala a las personas distintas... No fue para tanto, y a mí me da un poco de miedo de que, por el contrario, tenga el efecto contrario, que visto que ni servía para andar ni para hacer casi nada, se piense que no merece la pena mejorar la vida entendiendo mejor cómo el pensamiento y la acción se relacionan. Por mi parte, sirvió como confirmación que lo del Mundial, como tantas otras cosas, no deja de ser un timo. A ver si encuentro alguien que se anime a escribir el libro...
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 17 Jun 2014 07:26
Llevo unos cuantos días leyendo interesantísimos análisis sobre la cuestión, aireada recientemente por gente cercana a "Podemos", de si en la ciencia hay también una casta que exige un replanteamiento desde la soberanía popular -un análisis similar al que esta formación (y otras) hacía con respecto a la política, o la economía. Digo que son interesantísimos, y son un montón, y son casi completamente convincentes. Pero se me antojan innecesarios, un despliegue que, me malicio, como ese "excusatio non petita", parece que soslaya una autocrítica que, posiblemente, debería haber sido hecha antes y por quienes ahora enarbolan la defensa de la ciencia frente a los ataques del relativismo político.

No pretendo decir nada especialmente interesante, lo siento, simplemente necesito desmarcarme hoy de esta armada invencible, porque no creo que un artículo de opinión de un por otro lado poco conocido y posiblemente poco relevante blog (acaso tan poco conocido o tan poco relevante como esta pecera, qué mas da...) necesite tanto espacio y tiempo de los más granados divulgadores de la red científica patria. ¿O es que ha hecho mucho daño?

Juzguen si quieren.

El artículo que ha desatado la oleada se llamaba "La casta científica y el paradigma ético de Podemos", en el blog "Caballo de Nietzsche, de Ruth Toledano, para eldiario.es. Toledano hacía un perfecto ejercicio de ortodoxia política, pretendiendo enmendar la plana a una voz díscola desde dentro de la casa, de lo más alto y granado porque acaba de ser elegido eurodiputado. Pablo Echenique-Robba, físico y europarlamentario electo por Podemos, en una entrevista en Materia (“En la izquierda a veces la gente se vuelve anticientífica”, Materia 30/5/14) se mostraba discordante con algunos aspectos del programa de Podemos. Por ejemplo:

"Obviamente como científico no estoy en contra de los transgénicos per se. Es como la energía atómica, no es ni buena ni mala, sino que depende de para qué la uses. A día de hoy, los transgénicos están bajo el control de unas cuantas multinacionales que tienen un poder muy elevado. Imponen sus condiciones sobre pequeños campesinos." 
Igualmente, sobre la investigación con animales, afirmaba no estar en contra, aunque entendía que mucha gente lo estuviera:
"Yo siento mucha empatía por los animales, pero siento más empatía por los humanos. Como todos los problemas morales, surgen cuando se contrapone el bien de un ser al bien de otro ser. Es irresoluble, no hay una respuesta buena. Pero yo me inclino más a utilizar ratoncitos para acercar cinco años una medicina que cure a humanos, dándome muchísima pena los ratoncitos. En la vida hay que tomar decisiones y no se puede ser radical absolutamente en todo." 
Cuando esta entrevista se publicó generó dos tipos de reacciones. Unos se posicionaron en contra de esa tibieza con la que se entendían las posturas antitransgénicas dentro de Podemos, porque a pesar de lo que decía Echenique, lo cierto es que en el programa de este partido está la lucha antitransgénica, o dentro de los círculos de Podemos hay un sector dentro de algo denominado "ecología" en el que lo mismo se es animalista que homeopático... Por ejemplo, Fernando Cervera, en Naukas, escribía una crítica en "Ciencia y política. PODEMOS, Europa y los transgénicos" (luego siguió escribiendo algo más sobre el tema). También Juan Ignacio Pérez Iglesias, responsable de la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco y uno de los más claros exponentes de la nueva apuesta por la divulgación científica en nuestro país, que ha escrito estas semanas varias veces sobre el tema, como en "De política y ciencia: la racionalidad constreñida", publicado en Materia (4/6/14) establecía una crucial disidencia.

Pero es cierto que fue mayor el movimiento de la "ortodoxia" de considerar que un portavoz electo de Podemos no puede (no debe) posicionarse públicamente en contra de su propio programa.

Posiblemente el asunto debería haberse quedado ahí, en la propia contradicción interna que muestra un movimiento como Podemos, que tampoco es algo único ni es algo nuevo: el 15-M de donde viene en parte el empuje de Podemos, mostró ya desde sus comienzos un más que casual coqueteo con posturas cercanas al relativismo, a la crítica a la ciencia, al ecologismo un tanto ecólatra o, directamente, abrazando las pseudociencias y el esoterismo más descarado. Y no es nada nuevo tampoco cómo en la izquierda este debate ha sido y sigue siendo complejo, difícil y con un pasito para adelante y otros cuantos para atrás.

Recordemos por ejemplo el trabajo de gente como Eparquio Delgado en IU promoviendo una apuesta por la ciencia y las medicinas basadas en la evidencia frente a la homeopatía, como se contaba en esta noticia de Materia, "Una voz política contra la pseudociencia", pero también el prietas-las-filas de Mundo Obrero censurando propuestas desde la izquierda nada antitransgénicas (lo contamos por aquí hace medio año).

Es decir, lo que se está viendo ahora en Podemos no es nuevo, y se lleva escribiendo y debatiendo desde hace tiempo. Lo que puede haber sucedido es que, desde Podemos, ahora empiezan a despertarse unas luchas que simplemente no se pensaron antes como relevantes.

En ese sentido, el despliegue "procientífico" me parece excesivo. El debate de ahora no es ni tan relevante ni siquiera ha acudido con un valor argumentativo interesante, ni desde una relevancia social más allá del ruido de Twitter (que es, no nos cabe duda, cada vez más ruido). Recomiendo el artículo de Juan Ignacio Pérez Iglesias publicado en NEXT (la sección de ciencia de VozPopuli.com) se titula "Un alegato contra el animalismo", y merece la pena también por hacer un buen resumen del posmodernismo vinculado a la izquierda política. Otros recomendables autores, como Pepe Cervera en su blog Retiario de rtve.es, "Contra la irracionalidad", Clara Grima en "La casta científica y nuestra esperanza de vida", publicado también en eldiario.es, van desgranando diferentes argumentaciones que desmontan el populismo de Toledano.

Pero es que no hacía falta desmontarlo, al menos no más que cualquier otro populismo anticientífico. No menos, posiblemente, que la apuesta de tantas universidades por formación pseudocientífica, que el apoyo de los partidos de la derecha al desmantelamiento y desamortización de la ciencia en general, del sistema público de educación y salud y de los derechos sociales. Que no tienen menos que ver con la ciencia que la experimentación animal... No es Podemos el primer partido que toma idem por pseudociencias (recordemos el BioVac que alegremente defendía Esperanza Aguirre, la apuesta por el fracking, el negacionismo del cambio climático verdaderamente extendidos y convertidos en política de estado por los gobiernos nacionales y más de uno autonómico... y un largo etcétera que otro día deberíamos acaso analizar).

Posiblemente acudir al primo de Rajoy para negar el cambio climático no tiene la misma altura intelectual que una cita de Feyerabend, pero el peligro que tiene Rajoy hace que los malabarismos dogmáticos de Ruth Toledano queden en poco más que una pintada en una pared del barrio. Más o menos como esto que yo escribo. Pero el negacionismo del cambio climático, amparado y pagado por muy importantes montañas de dinero proveniente de los beneficios del petróleo y el carbón, ha permanecido con una impunidad increíble durante años, cuando pocos científicos se atrevían a decir lo que ya entonces era científico: que el clima estaba cambiando debido a la quema de combustibles fósiles.

Ya he comentado más de una vez por aquí que servidor tiene su ideología y que no la oculto. Ni pretendo venderla como verdad absoluta y menos como verdad científica. Pero tampoco tengo por qué quedarme callado ante una crítica que se suele hacer (y que en parte está en esa "crítica" del relativismo de izquierdas el establishment de la ciencia, ahora mal llamado "casta científica") y es que a veces la defensa de la ciencia se ha querido convertir en defensa del statu quo y en acrítica aceptación de ideologías más bien de derechas, más bien capitalistas, más bien de un desarrollismo neoliberal al que, reconozcámoslo, el progreso científico y tecnológico le ha venido como un guante para autojustificación.

Se que debería exponer con más detalle estas acusaciones, pero no tengo mucho tiempo, ni soy quien para pretender argumentar mejor que tanta gente. Pero qué le vamos a hacer: por más que Greenpeace se empeñe en engañar con su histeria antitransgénicos, si no hubiera sido por ellos, ahí teníamos un buen montón de mierda que nadie habría denunciado. Y prefiero discutir con unos exaltados antiantenas que encontrarme con que una compañía telefónica simplemente incumple la normativa porque le sale más barato pagar la multa si le pillan que cumplir la ley.

Por supuesto que me da mal rollo que las posturas de justicia social se trufen con anticiencia, pero me da la sensación de que al menos las izquierdas permiten un debate, que simplemente se hurta en las derechas negando la mayor.

¿Quieren un último patadón no argumentativo pero que muestra mi estado de ánimo? Me parece absurdo que la banca ética tenga en este país el amparo de un movimiento místico tan sectario como anticientífico como es el de la antroposofía. Pero no puedo olvidar que otra banca está controlada por el Opus Dei, con ideas no menos anticientíficas en torno a la salud sexual y los derechos reproductivos, la sociedad y el papel de la mujer en ella. Y comparando una banca y otra, en la de la biempensante comunidad de valores de derechas, mueven mucho más dinero, hacen más corrupciones y además desahucian y mantienen el tráfico de armas, la esclavitud de las mujeres y demás. Que los otros se pongan a patrocinar la agricultura de la mística biodinámica o una escuela sectaria es sin duda denunciable, pero la forma en que unos y otras toleran el otro atropello no deja de ser triste.

Es decir, ¿nos quejamos contra los esotéricos de PODEMOS porque "les podemos", porque no tienen bancos, ni empresas de energía o grandes multinacionales? Espero que no, que nos quejemos porque son anticientíficos y porque hay que combatir la anticiencia. Pero conviene entonces ver que también está la anticiencia en los propios ministerios que están desmantelando la educación y la ciencia, y el estado de derecho. Creo que desde la izquierda hay que luchar por muchas guerras, y las de la ciencia están ahí, pero no "en vez" de las otras, sino porque son parte de una verdadera revolución necesaria, una apuesta por la modernidad de la que la izquierda no debería haberse separado nunca.

Por más que sea comprensible que la gente se hartara de que la razón científica siempre estuviera apadrinada y soportando el poder económico y político. O al revés, que nunca se sabe.

Y perdonen, que tenía que trabajar en otra cosa y se me pasó la tarde diciendo obviedades.

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 10 Jun 2014 15:16
Publicado el lunes 9 de junio de 2014. Milenio, Diario de Noticias

Hace justo una semana, la noticia de la abdicación dio paso a uno de los episodios más vergonzantes de esta vergonzante democracia (o lo que sea) que padecemos, qué exceso de baboseo y prietas las filas. Antes de que comience el Mundial aprovechemos para decir que ya les vale. Aunque como viene sucediendo cada vez que la ciudadanía se manifiesta públicamente contra el desafuero de quien abusa del poder que tiene, en última instancia, porque se lo hemos otorgado con los votos, pasará casi desapercibido y con el silencio cómplice de esos medios de comunicación que no paran de autoproclamarse garantes de la libertad. Constataremos acaso que parece haberles entrado prisa: aunque todo esté atado y bien atado para salir de rositas en todo caso, incluso con el sistemático acoso y saqueo al Estado que les va permitiendo limitar los derechos y en especial el derecho a la disidencia, manteniendo el mismo apoyo del dinero que siempre ha estado ahí para mantener a quienes solícitos les van regalando lo que fue de todos, aún así, da la sensación de que están apresuradamente acumulando las cosas por si hay que echar el cierre y salir corriendo. Ojalá, quiero decir; me temo que es, una vez más, que proyecto mis deseos. Luego está lo de la estabilidad, la vocación y la marca y... bueno, eso, el Mundial.

Porque no soy conspiranoico que si no, empezaba a sospechar que este repentino calor es simplemente una estrategia para que se nos desmovilice el personal camino de la playa. Ya saben, es llegar la pertinaz sequía, la operación bikini, los incendios y demás calorinas veraniegas y ya estará todo como siempre. Canícula y con rey nuevo, más ley adecuadamente de punto final por si las moscas. Porque por mucho que pidamos educadamente un referéndum en temas importantes, a lo más, nos abanican.
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 10 Jun 2014 15:16
Me avisaba en un comentario a una historia de esta pecera Sputnik de una frase genial de Elsa Pataky en un encuentro digital con lectores de El Mundo. Desde las maravillas de la Mazagatos, de la Botella o de cualquier obispo o representante episcopal (vale, Marhuenda también me vale) no me había enternecido tanto la exhibición tan impúdica de ignorancia.

Lean, es este el enlace a la entrevista, y la pregunta, la 20:
20. Hola, Elsa. ¿Qué aficiones tienes? A mí me gusta mucho la Astronomía. ¿Tienes tú algún interés en ella? Estás guapísima.

Sí, siempre me ha gustado mucho, la verdad. Tenía una persona que me hacía la Carta Astral. Siempre he creído en el destino a través de los planetas. Y como otra afición, los deportes en general.



De las equivocaciones entre astronomía y astrología, la más habitual -a la que se adhieren a menudo muchos periodistas- es la de escribir "astrología" cuando se quiere hacer referencia a la "astronomía". O sea, nombrar la adivinación y el timo queriendo mentar a una ciencia. Incluso me pasó alguna vez a mi, como cuando en Oñati pusieron en la web municipal que servidor iba a dar una conferencia "sobre astrología".

Pero que a alguien le pregunten por la afición astronómica y la convierta en ser cliente de adivinos, tiene tela. Y... bueno, claro, es Elsa Pataky, me dirán. Pues también es cierto. Habrá que invitarla al planetario un día, o a ver el cielo de verdad, y dejarse de memeces astrales.
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Wednesday, 04 Jun 2014 03:28
Con eso de la abdicación, la columna de esta mañana, mi MILENIO en Diario de Noticias, queda como antigua. Así que aquí la coloco, para la hemeroteca.

Temas pendientes acumulados: en primer lugar quiero felicitar a DIARIO DE NOTICIAS por saber cumplir veinte años y seguir empeñado en vivir para contarla otros tantos. Esto de los aniversarios da para retratarse y comprobar cómo hemos cambiado. Pero me asusta más comprobar que dejando aparte el lógico deterioro de la edad (añadido, porque lo valemos, de alguna mejora que la maduración y la reserva añaden), todo sigue igual. No es lo del eterno retorno, es peor: es que realmente por aquí las cosas no cambian. Miren las portadas del especial: caras más jóvenes, si, pero las mismas ideas antiguas.

Dos: constato a través de diferentes personas que la idea paranoide de que las estelas de agua de los cielos tienen que ver con una conspiración que manipula nuestro clima y nuestra salud se está propagando de forma vírica. ¿Por qué gente habitualmente capaz de analizar críticamente el mundo se cree tan fácilmente que nos riegan mediante los "chemtrails" en un programa con oscuros intereses? Con lo fácil que es adulterar la comida y la política, para qué alquilar aviones a reacción en una conspiración en la que medio mundo debería ser cómplice. Otro día más.

Tres: en mi eterno retorno temático o monomanía, no falta algo sobre el estado de la ciencia en este país. Cierto que el viernes el Gobierno decidió volver a colaborar en un proyecto astronómico fundamental para Europa. Ojalá esta fuera la tendencia, pero es que justo unos días antes, y por burofax (que es la forma actual de mandarte el padrino y el guantazo), le condenaban al ostracismo a un buen astrónomo y divulgador, simplemente porque, con otros, no quiere callarse ante el desmantelamiento de institutos españoles de investigación, en este caso el observatorio de Calar Alto. Ánimo, David Galadí. Seguimos estando contigo y contra estos burrócratas.

NOTA:
Sobre la fulminante destitución de David como responsable de astrónomos, para que no hable, que no diga, que no se note, en El Confidencial, por ejemplo. Y el posicionamiento de la Red Andaluza de Astronomía.
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Abdicando   New window
Date: Wednesday, 04 Jun 2014 03:28
I.
Pues eso, la noticia de la jornada. Qué lunes, emborbonados del todo. Está bien porque así se llena este impasse antes del Mundial. Aunque ese López del Constitucional debe hoy ser más monárquico que nunca. Ya nadie se acuerda de... ¿de qué era?Ah, eso, lo de la moto, la alcoholemia... Pero vamos, una vez más en España el Rey marcando la agenda. Ya puestos, me gustaría poder decir que, de paso, nos olvidamos de la monarquía y esas historias. ¿Por qué? Porque si todas las personas somos iguales en derechos, esto no casa con que los miembros de una familia en concreto sean tan diferentes. Por ejemplo, la abdicación va a suponer que le buscan un nuevo puesto al hijo, un vitalicio funcionariato sin oposición ni tener que superar prueba alguna. Quién lo pillara, ¿eh? Aunque lo que más me aburre es ese discurso de la continuidad, la estabilidad y la cuestión de Estado. Qué vergüenza, qué miedo hay en este país a salirse de lo de Dios, Patria y Rey. Vamos, como siempre desde el anterior rey Felipe por lo menos.

II.
Realmente qué más da lo de la abdicación, ese cambio para que nada cambie. Y para que nos entretengamos hablando un poco de república y sucesión. Total el PP tiene mayoría en el congreso, y en caso de duda el PSOE y los demás partidos de la derecha usarán la excusa de la "responsabilidad democrática" para mantener el cotarro Borbón de nuevo. Lo importante es saber que las otras familias, las que realmente controlan el país, siguen sin abdicación: los Ortega, los Andic, los Jove, los del Pino, los Calvo-Sotelo, los Koplowitz, los Abelló, los Pérez, los Escarrer, los March, los Bañuelos, los Cortina, los Villar-Mir, las Revoredo o Mera...
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Monday, 02 Jun 2014 15:34
Esta semana se celebraba el XX aniversario del nacimiento del DIARIO DE NOTICIAS, (Les Luthiers dirían "viegésimo aniversario"), cabecera local con la que he colaborado incluso desde antes de nacer. Y sigo haciéndolo porque me han mantenido como opinador por ahí, en artículos en un sitio u otro del periódico y semanalmente en una columna de opinión que suelo recoger por la pecera. El pasado jueves hicieron una fiestilla en la que nos volvimos a ver las caras muchas personas, y es que Pamplona es un pueblo pequeño y constantemente te estás encontrando con unos y con otros. Incluso cuando, como es mi caso, procuro huir de esos sitios llenos de gente de bien. Es que, verán, soy miedica y quién sabe si uno saldría vivo de estas gentes tan amables... Prefiero la amistad de los extraños, qué le vamos a hacer. Al menos las puñaladas no ... dejemos este hilo, que no lleva a ningún lado. Bueno, que fue divertido, y que un periódico pueda celebrar 20 años y seguir contándolo no es poca cosa. Que sigan contando conmigo es algo que no deja de sorprenderme constantemente. Y que agradezco, claro.

Estaba esta mañana reordenando los discos duros del ordenador. Siempre hay uno que hace mucho que no ordenas, que te acompaña tras varios cambios de aparato en una especie de síndrome digital de Diógenes. En mi caso, dentro de la carcasa hay un par de discos tochos, poco eficientes, lentos y sin casi capacidad, pero que de una forma u otra he ido dejando ocupando una bahía de la placa. Las mañanas de domingo, mientras espera uno a las #punsetadas, son el momento ideal para intentar poner orden en esos directorios, pero uno empieza abriendo un fichero y nunca sabe dónde puede acabar. Bueno, si sabe dónde NO va a acabar: purgando los materiales y pasándolos a otro medio para mandar a su merecido descanso a ese disco.

Hoy ha sido así, pero he encontrado una carpeta llamada 94. Verán, quien me conoce el ordenador sabe que necesito ordenar mis carpetas cronológicamente a pesar de que el fichero lleve incluida la fecha, y a pesar de que, también soy obsesivo en eso, habitualmente también ponga la fecha como comienzo del nombre de cada fichero; a pesar de ese intento de poner un poco de orden en mi caos, esto acaba significando que habrá cientos de carpetas con el mismo año, o mes, en directorios de múltiples discos, con los más variados contenidos que, solamente, compartieron en cierto momento un grado de coetaneidad y poco más. En esa carpeta había un documento denominado "DN002.DOC", que corresponde a la segunda colaboración que mandé para el Diario de Noticias, aunque no he encontrado la primera (creo que la tendré en algún sitio del archivo de papel mohoso y amarillento... pero ahora no tengo ganas de ponerme a estornudar por la alergia). Curiosamente, es un artículo que ya para entonces habría escrito algunas veces y que, sin duda, he vuelto a escribir cientos de veces después. Un tema que ya en el 94 era recurrente en lo que hablamos los divulgadores de la astronomía: la posibilidad de un impacto cósmico. En aquella ocasión, como suelo hacerlo siempre (esta semana, estoy seguro, volví a comentarlo, quizá en la radio...) menciono a Abraracurcix el jefe galo. Pues eso.

Como pequeño regalo de cumpleaños, dejo aquí la segunda colaboración para el Noticias. Qué tiempos aquellos...
EL CIELO SOBRE NUESTRAS CABEZAS

¿Tenía razón el jefe galo Abraracurcix al temer la amenaza de que el cielo cayera sobre su cabeza? Probablemente, ni Goscini ni Uderzo imaginaron nunca que éste es un problema real.

El 1 de febrero de este año, un meteorito cayó sobre el Océano Pacífico. Explotó en la atmósfera, debido a la gran temperatura que adquirió por la fricción con nuestra envoltura gaseosa. Viajaba a unos setenta mil kilómetros por hora y la deflagración liberó una energía similar a la de cinco bombas de Hirosima. Nadie lo había predicho, pero la explosión fue detectada por los sistemas de vigilancia estadounidenses, que estuvieron a punto de confundirla con una bomba nuclear, y así, poner un poco más en peligro la delicada paz en la que vivimos. No quiero ni pensar qué podría haber sucedido de llegar este meteorito hace unos pocos años. A Bill Clinton le despertaron con la noticia, mientras que los astrónomos no lograron enterarse de nada hasta bastante después... Por lo que se ve, los militares del Pentágono no son demasiado proclives a diseminar esta información, aunque el susto les ha hecho reconsiderar su secretismo.

Y hace aproximadamente un mes, el 15 de marzo, un asteroide de la clase Apolo-Amor (se trata de objetos que giran alrededor del Sol en órbitas cercanas a la de la Tierra) pasó a 160.000 km de nosotros, menos de la mitad de la distancia que nos separa de la Luna. Le han llamado 1994 ES1, y nos falló por poco. De haber chocado contra nuestro planeta, el cráter del impacto podría haber llegado a ser más grande que la cuenca de Pamplona. Y el material enviado a la atmósfera habría provocado un decenio de crudos inviernos...

Cada día cae sobre esta bola que es nuestro hogar planetario más de una tonelada de material proveniente del espacio. Gran parte de ello tiene como mucho una micra de diámetro, se trata de granos de polvo muy pequeños. Y raras veces llegan al suelo meteoritos grandes, pues normalmente se evaporan en el aire.

El catastrofismo cósmico se pone de nuevo de moda. Antaño asociado a los milenaristas (recordemos que diversas sectas nos aseguran un impacto antes del fin de milenio) lo cierto es que los científicos comienzan a valorar este fenómeno como algo relevante. Hace unos 65 millones de años, los dinosaurios, y el 80% de las especies vivas de entonces, desaparecieron muy posiblemente debido al impacto de un asteroide o cometa. De hecho, se han localizado los restos del cráter en la península del Yucatán. Hay quien ha calculado que un impacto de este tipo se produce por término medio cada doscientos millones de años.

No hay modo de prever estos ataques a nuestra Tierra. Por el momento, las patrullas de vigilancia espacial que propusiera el escritor Arthur C. Clarke siguen siendo ciencia ficción. Quizá en el futuro se pueda anticipar y remediar la amenaza, pero no todavía.

¿Hay alguna solución? Evidentemente, cubrirnos con un escudo, como el bigotudo jefe galo, no sirve de nada. Ni construir refugios, ni usar casco. Contentémonos con que la probabilidad de que caiga un meteorito de más de un kilo sobre Navarra es tan baja como la de acertar sin más seis números de la primitiva. ¿Pero no es cierto que hay gente a la que le toca la lotería?
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 27 May 2014 10:08
Publicado en la columna MILENIO, del Diario de NoticiasLunes, 26 de mayo de 2014


Iba a escribir una columna de esas de lunes tras las elecciones en plan tristón, porque es como para deprimirse y pensar que lo mismo es cierto que nos merecemos que se aprovechen de nosotros y nos roben. Pero por aquello de dejar sitio a los profesionales que conseguirán convertir en victorias lo que es un espectáculo dantesco, me quedo algo que leí el otro día al hilo de la lesión de Diego Costa, el delantero brasileño (ahora ya español, no hay como ser futbolista de élite como para acelerar los trámites de inmigración y tal) del Atlético de Madrid. El otro día se fue a Belgrado (Serbia) para un tratamiento sorprendente, que le permitiera recuperarse rápidamente: una tal Marijana Kovačević le iba a aplicar, decían los informativos deportivos (o sea, todos a ciertas horas del día), “placenta de caballo”.

Bien, de yegua parecería más propio, pero lo entendemos. La doctora, no la yegua, se presenta como titulada en farmacología y tiene mucho éxito y sus curaciones, afirman, están demostradas, a pesar de que su crema de receta secreta no tiene prueba alguna de su eficiencia y, por el contrario, suena a completo timo en contra de la lógica. Vamos, funciona como un masaje, pero muchísimo más caro. Como si le pusieran el tratamiento normal, el de la medicina de verdad, y luego para cobrarle diez veces más le recetaran unas gotas homeopáticas, unas flores de Bach, tres agujas acupuntoras, unos pases de reiki, un sahumerio y dos avemarías. Ah, y por supuesto, una pulsera de esas para el equilibrio. Si ya se llega a animar y hace la dieta Dukan, lo peta. Será, claro, el próximo año: tras jugar los primeros minutos de la final, Costa tuvo que retirarse porque su lesión no tenía tanta fe en la medicina alternativa como debiera. Tanta placenta para nada.

Adenda:

No hay mecanismo posible para que un tratamiento sin inyecciones (eso es lo que se contaba) y a base de masajes con unas cremas específicas y de fórmula secreta puedan hacer el milagro restaurador. Por muchos  factores de crecimiento o células madre caballares que le añadan al potingue difícilmente conseguirían atravesar la piel y llegar varios centímetros buceando a través del muslamen de Diego Costa a colocarse en el músculo. Claro que lo mismo son efectos biomagnéticos inducidos por altas potencias jamelgomeopáticas. En El País comentaba el traumatólogo Mikel Sánchez:

“De normal esto no tiene nada”, resume desde Vitoria Mikel Sánchez, referencia mundial en el tratamiento de lesiones con plasma autólogo rico en factores de crecimiento. “No sabemos qué producto utiliza, qué parte de la placenta... científicamente no hay ningún motivo para que un tratamiento dado en la piel con ultrasonidos llegue hasta el músculo y la lesión superando el complejo camino que hay en medio, todas las barreras”, explica sobre el tratamiento que aplica Kovacevic. “No hay argumentos científicos que expliquen cómo supera esa crema esos dos centímetros de distancia, y si lo que se está infiltrando son proteínas de un animal en el músculo de un humano, habría que saber las incompatibilidades”. “Esto está muy estudiado, no se atraviesa sin inyecciones. Suena a insensatez absoluta... Yo hasta le he preguntado a un veterinario si la placenta de una yegua tiene algo distinto a la de una mujer, y no. Arreglar esto [la lesión] en un día es imposible. Es como una planta. Si le echas abono, crece más rápido, pero de un día para otro no sale la planta”.

La señora  Kovačević, por cierto, cobra 3.000 euros por tratamiento de 3 días. Los datos más “científicos” sobre el tratamiento con líquido amniótico caballar lo he encontrado en el AS, lo que es toda una declaración: (enlace)

“Durante años desarrolló una substancia usando el líquido amniótico de las placentas de caballo que, cuando combinaba con la electrólisis, tuvieron propiedades regenerativas positivas para la piel y los tejidos musculares. Poco a poco fue empleando este tratamiento y corrió la voz dentro del mundo del fútbol.”
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Monday, 26 May 2014 00:06

¿Ya han reflexionado? ¿Vuelto a flexionar qué? ¿Han dejado de vomitar?

Yo tampoco tengo especial confianza en nada que venga con este marchamo de Europa, pero como asumo que van a ganar los malos (como siempre, porque como bien se sabe son muchos, y dios ayuda a los malos especialmente cuando son muchos, y además para eso es su dios) voy a intentar como siempre que no sea con mi voto. 

Así que me pasaré el rato mirando cuando acaben las votaciones alguno de los cacharritos que los medios han montado para ir reflejando los resultados y comprobando que en este país, aparte de las masas que mueve el fútbol (que tampoco son tantas, no nos engañemos, pero teniendo en cuenta que los medios de comunicación viven de mostrarlas, de hacerlas patentes, de darles espacios y tiempos y de negar el pan y la sal a todo lo demás) lo de Europa, pues tiene eso... poco tirón salvo que sea en un cutreconcurso de canciones casposas (CCCC).

Me pongo la tirita antes de la herida. Solo quiero comprobar cuánta abstención hay, cuánto voto inútil perdido para que la izquierda no plante cara al bipartidismo... ah, y miraré luego los resultados de esos partidos alucinados y raritos, que siempre es una forma de acabar el día descubriendo cuánto tarado hay suelto en tu barrio. 

Ah, y lo aviso: voy a intentar tirarme un jodido #selfie en el colegio electoral. Más que nada porque no se puede. Y esas cosas me sacan de quicio.  

(Nota bene: les aseguro que finalizar la jornada de reflexión viendo la segunda temporada de 'House of Cards' ha sido entretenido. Antes había habido ballet, estupendo, y eso que yo no soy muy dado a ello, y trabajo, que de todo hay que tener... vamos, que ha sido un día amable, no crean)

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Monday, 26 May 2014 00:06
Ayer Josemere terminaba de leer "La caja china", de Miguel Sánchez-Ostiz, entreviendo en los cristales a los siniestros hermanos Alvarado. Como tocaba día de hacer cosas, moverse, ver llover, trabajar, disfrutar, fui a por mi ejemplar de la novela, y encontré marcada esta descripción de Umbría. De Pamplona, pero podría ser de Europa hoy mismo.
“Ahí el falso viajero, el filósofo de la pura nada, el economista de barbecho, el jugador de mus metafísico, el gourmet y el enólogo, el políticorro nacionalista con el poco seso relleno de un potaje hecho a base de patria, nación y raza, al que una martingala política había rescatado de la radical mediocridad profesional y aupado en un puestazo, todos de barbecho, todos jugadores y perdedores de nada, los más listos del mundo, los más dicharacheros, por encima de todo, estupendos, mientras la ciudad estaba, más que dormida, apagada”.

Me pilló este brochazo de realidad en pleno sábado, y casi me obliga a reescribir un texto que ya había dado por finalizado, el prólogo a un libro que -espero- se publicará pronto, y en el que se habla de fuleros capaces de vender todo, pero que además de contar con la impunidad de un sistema que siempre ha permitido que el timador listo triunfe cuentan con el silencio de quienes simplemente han apagado la razón. Callan. Duermen.

Así hoy, Europa, de verdad.

Nota: 
"La caja china", de Miguel Sánchez-Ostiz, Anagrama, 1996 (lo tienen en Amazon por 11,4 euros de nada). Aunque a Miguel lo tienen muy vivo y escribiente, reflexionando en su blog "Vivir de buena gana", además de en sus novelas y artículos de prensa.
Acaba de publicar el dietario del año pasado: "Con las cartas marcadas" (Pamiela, 2014), y su última novela, "El Escarmiento" (Pamiela, 2013), tiene también vida propia en un blog específico en donde va colocando la abundante documentación y otros datos sobre el golpe franquista, la guerra, la dictadura, el horror... (El Escarmiento)
Por supuesto, lecturas más que recomendables, obligadas.

(Había puesto el enlace a su identidad en twitter, pero de repente ya no está activa, así que se habrá dado de baja... espero que no sea cosa de los de Interior)
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Saturday, 24 May 2014 15:30
La Editorial Laetoli, en colaboración con ARP Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, acaba de publicar un nuevo #vayatimo dentro de la colección que tengo el honor de dirigir y que es un ser bastante vivo, lleno de hijos que tienen posturas diferentes, a veces contrapuestas, sin duda reflejo de la opinión -eso si, siempre razonada, y en general razonable- de sus autores.

El número 23 está firmado por el biólogo Manuel Peinado, y se titula "El fracking ¡vaya timo!". Se suma a tres bien recientes que también tienen tela y que merecen la pena: el genial "Los libros de autoayuda ¡vaya timo!" de Eparquio Delgado, el nuevo estudio de Gabriel Andrade sobre "La teología ¡vaya timo!" y el cosmológico "El diseño inteligente ¡vaya timo!" un must de la mano de Ismael Pérez. Como no me prodigo mucho por la pecera, se me ha ido pasando comentar los textos, pero como tengo calentito el del las técnicas de "fractura hidráulica" (o fracturación hidráulica), no lo dejo pasar. Luego explicaré que además ha habido un cierto catalizador...

Si alguien se ha tomado la molestia de ir leyendo los textos de la colección (aquí todos), verá que ninguno de ellos es un tratado cerrado, completo, ni siquiera perfecto. No pueden serlo porque, precisamente, intentan provocar el debate, invitar a pensar sobre un tema y darnos cuenta de que en el fondo, en la forma, en los alrededores, se cuecen timos de todo tamaño. Y estoy convencido de que la diferente voz y el tipo de argumentación de los diferentes autores da al conjunto de estos textos un atractivo mayor. No son todos iguales, ni se acercan de la misma manera al lector ni al tema que tratan. A mi me gusta saborear los diferentes estilos de autor, cuando coincido con ellos, pero también cuando disiento.

Y lo mismo pasa con este nuevo ejemplar, el del fracking. ¿Que no es la próxima causa del fin del mundo? Evidentemente: ni los sismos inducidos ni la posible contaminación suponen una amenaza mayor que cualesquiera otras que asumimos como parte de vivir en este mundo. Pero algo que se ha vendido y se vende como la salvación para la soberanía energética, la inversión y el recopón debería poderse presentar en sociedad de forma adecuada. ¿Es una alternativa energética que merezca la pena? Leyendo el extenso y documentado trabajo de Peinado, que se posiciona en contra desde el principio y de forma beligerante también en contra del sistema económico que lo ha creado, la tesis es que el fracking es más un nuevo producto de especulación, no demasiado diferente en concepto de las subprimes, pero con otras consecuencias importantes.

No acaba de llegar el fracking (o "estimulación hidráulica") a nuestras vidas, aunque por aquí los defensores del mismo nos lo vendan como el último berrido en sostenibilidad energética. Y no ha sido la panacea energética que quisieron presentar quienes hace decenios comenzaron a especular con el tema: todas las afirmaciones que se han ido haciendo por parte de los inversores que han creado la burbuja se han quedado en agua de borrajas. Entre otras cosas porque el pelotazo funciona cuanto más caro esté el petróleo... Ahora le echan la culpa a la crisis, pero en el libro se comprueba que no es así. Para colmo, no hay que olvidar que este nuevo aprovechamiento de los depósitos de CO2 del Carbonífero sigue teniendo la consecuencia de que su consumo incrementa el efecto del calentamiento global.

Así, resulta muy recomendable sumergirse en las más de trescientas páginas que, en cualquier caso, se leen de forma ligera, y poder tener una opinión. No se si, como pasa con todos los vayatimos, conseguirá convencer a quien ya tenía una opinión formada sobre el tema. Pero, y este es su valor, permitirá que lo que en mucha gente es prejuicio pueda ser conclusión.

Sin embargo, he visto ya un par de comentarios (sin duda previos a la lectura del texto, no ha podido darles tiempo) que se quejan de este libro en concreto. El otro día, un comentarista anónimo de otra historia en este blog decía:
(5) De: 4n
Veo, aunque no me sorprendo ya, que en la colección Vaya Timo, hay un libro contra el frakking, me parece muy bien, pero es que esa colección lo mismo te dice que el frakking está muy mal, que los transgénicos son de puta madre, debe ser que en esto del frakking aún no han dado desde el escepticismo con el Mulet de turno y la empresa que les patrocine mierdas, el escepticismo se vuelve de nuevo hacia el ecologismo tras ponerlo a parir desde hace años, al parecer cada vez hay menos subvenciones y la derecha no acaba de acoger esto del escepticismo, así que hay que hacerse los tontos y volver hacia la izquierda como si aquí nada hubiera pasado, lo malo es que tenemos memoria, como el señor Armentia que tras poner a parir a la Iglesia quiere asesorar científicamente a La Cope y como no le dejan se queja, mucha coherencia, dirán los escépticos que eso pasa por que ellos ni se casan con unos ni con otros, pero es lo contrario, se casan con "el mejor partido", del escepticismo no lo podemos clasificar tampoco como ciencia, así que ideología social o filosofía personal, un rollete mas de consumo que proviene de EEUU, como tantos otros, por lo que muy buena idea, ¡A la mierda!.

Dejando aparte los errores, erratas, anacolutos e insultos, la acusación consiste en que como la colección es escéptica y hay un libro en el que se habla "bien" de los transgénicos (más bien se explica por qué los argumentos con que otros los demonizan son falsos) y eso coloca a la colección (y a quienes de ella participamos) contra "los ecologistas", ahora no podemos ponernos de "su" lado. El argumento de subvenciones y demás es simplemente tan tonto que ni merece la pena comentarse. Recuerdo que hace muchos años un dirigente de la izquierda abertzale confesaba ser un apasionado de las partidas de parchís. Tal y como estaba el país, quizá alguno acarició la idea de declarar tal juego ilegal, o proscribirlo. No es algo del todo absurdo: estos días hemos visto cómo por el hecho de que un actor tenga ciertas posiciones políticas algunos ven lícito que se le impida trabajar en publicidad...

Lo que pasa es que en ninguna parte está escrito que el escepticismo sea antiecologista. Desde luego, en los planteamientos de la colección no está eso, ni está lo contrario. Si los autores son libres de expresar y elaborar sus argumentaciones, es con todas las consecuencias. Y desde la colección hacemos el elemental ejercicio de pedir al autor que sea honesto intelectualmente. Pero por lo que se ve, hay también críticas desde otro lado...

Hoy mismo he visto que en un blog escéptico que suelo leer, el “De avanzada” de David Osorio, se hacía una crítica en el sentido contrario, pero con el mismo objeto. El fracking es solo criticable desde posicionamientos irracionales (el de los ecólatras) y por lo tanto no cabe hacer un vayatimo del mismo. La entrada se titula “Editorial Laetoli, ¿vaya timo?”.

El autor escribe:
A ver, el fracking, como los transgénicos y, básicamente, cualquier propuesta que ponga en tela de juicio las creencias irracionales es polémico. Precisamente en eso consiste el escepticismo: en dejar que las evidencias formen las creencias, en vez de blindar estas frente a lo que digan aquellas.

En general coincido con la segunda parte (la prueba frente al prejuicio) aunque no se por qué el fracking “pone en tela de juicio las creencias irracionales”. Quizá porque el autor concluye, en base a un texto suyo donde desmonta adecuadamente el alarmismo catastrófico que a veces adorna a quienes se oponen al fracking, que:
Todo lo que sabemos sobre el fracking, es que es relativamente seguro y eficiente, con la regulación adecuada. El modelo económico y las tendencias de negocio no cambian eso.


Y ahí comienza a montar su “J'accuse” contra Laetoli (y me doy por aludido como director de la colección, claro...) basándose en una premisa simplemente falsa. Y es que desmonta la argumentación de Peinado sin siquiera haber tenido el detalle de leerla, y menos de refutarla. Porque el libro de “el fracking ¡vaya timo!” hace la crítica en otro término y en otros campos muy diferentes. Además, como siempre pasa con esta colección, es un buen libro de divulgación sobre el tema, con explicaciones sencillas y abundantes datos históricos.

Por ello resulta triste que en el blog concluya:
Que grandes multinacionales con prácticas depredadoras usen una tecnología no significa que esa tecnología no funcione o sea un timo. Es como decir que las aspirinas son un timo porque las hace Bayer. Lamento ver que Laetoli se ha montado en esta falacia, un non sequitur.


Lo que es más bien lamentable es que el autor se monte en la falacia del hombre de paja. Por supuesto, si el libro del fracking se basara en afirmar que la tecnología de la fractura hídrica no funciona, o si la crítica solo fuera contra “grandes multinacionales”, yo también diría lo mismo que Osorio. Como es otro libro, sin embargo, y como son otros los argumentos (sin duda, controvertidos) me parece un ejercicio prejuicioso que, para colmo, me resulta especialmente dañino en el mundo escéptico. Pero de eso habrá que hablar otro día.

Buen fin de semana.
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 20 May 2014 13:26
Hay días en los que tampoco apetece excesivamente la mordaza de la corrección política. Hoy, por ejemplo, en la columna semanal MILENIO, del Diario de Noticias. Lunes 19 de mayo de 2014

Eso que llaman crisis es simplemente la evolución necesaria de un sistema que premia a los más ricos con ingresos crecientes, porque el capitalismo ha decidido que tampoco es tan importante el futuro, que sean los gandules que vengan más adelante quienes apechuguen. Mientras tanto, claro, ellos se aseguran una posición de ventaja que es, al fin y al cabo, lo que siempre tuvieron. Sigo convencido de que la economía es en gran parte ideología (precisemos más: la economía académica es en gran parte ideología de derechas), así que me declaro también escéptico del boom buenrollista en torno a las tesis de gente como Thomas Piketty, o de que ahora leamos noticias como las de esta semana, estudios que confirman que cuanto más rico es uno más incrementa sus ingresos año a año, ahora comentadas y jaleadas desde los mismos enclaves del poder que anunciaron en 2008 el fin del sistema, luego la reinvención del mismo, la austeridad y ahora la concienciación y mañana seguirán ganando en el río revuelto, que ya descuentan los costes que tendrán por cualquier medida o tasa correctora para seguir asegurando el incremento creciente en sus ingresos especulativos. ¡A la mierda!

Por aquí, claro, eso no importa: un tipo al que simplemente se le debería mandar a la mierda exhibe un machismo que no debería ser tolerado sin más y menos en Europa; y otros le jalean, mientras parece que lo que único noticiable es el final de la liga de fútbol en una sucesión de hechos que deberían tener una mirada desde la Audiencia Nacional y la aplicación de alguna ley especial de Partidos, para ver si de una vez ilegalizan la violencia y el robo ese. ¡A la mierda! Díganlo en Twitter, a ver si el iluminado ese de Interior nos mete un paquete. Mientras tanto, ahóguense en silencio. Lo mío es, como dijo el gran Fernán Gómez, mal carácter, y que me sale de los...

Adenda
De la ascendencia a los cielos, esto, a los medios, de Piketty, aparte del éxito de ventas de su tocho sobre el capital en el siglo XXI dan cuenta las numerosas noticias y comentarios laudatorios (no todos, claro) de los últimos días en la prensa. Al final lo que más sospechoso resulta es cómo se nos venden los productos económicos con la misma fiabilidad y propaganda que los complementos nutricionales. O sea: trampas y medias verdades, porque de lo que se trata es de colocar a precio alto un producto que cuesta mucho menos justificando la plusvalía en las esperanzas del consumidor.

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 20 May 2014 13:26
Anoche emitieron el segundo programa de "Millennium", ahora en La 2, un programa de diálogo y actualidad que llevaba Ramon Colom en TV3 hasta hace un par de años, y que ahora reaparece en la televisión española con un patrocinio banKario... Y en él estuve yo de invitado, aunque un poco sin saber bien qué hacía yo entre tanta gente tan experta en hablar de la historia. Pero apasionante la experiencia de poder estar en televisión charlando, con gente así, en un programa en el que todo el equipo espera que realmente puedas explayarte y aportar algo, donde el director no está poniendo caras desde que el invitado comienza a hablar rogándole que sea breve. Una iluminación tampoco estridente, en un decorado en el que abundaban las sombras y los volúmenes... esas cosas que parecen tan difíciles de ver en televisión simplemente porque lo que prima es más inmediado, más rápido, más llamativo, más inútil.

Bueno, que fue un gustazo, qué les voy a decir, y aunque el programa lo emitan tras la medianoche del domingo al lunes, coincide este milenio con el "otro" milenio, ese programa de periodismo ful y misterios del todo a cien. Y, casualidades que son, con que al día siguiente, o sea, hoy lunes, aparece mi columna en el Diario de Noticias, también titulada genéricamente "Milenio", y que colgaré por aquí más adelantado el día.

La entrevista del programa fue a José Enrique Ruiz-Domènec, historiador, que recientemente ha publicado un libro para el gran público con La Vanguardia: "La trama del pasado, 17 momentos que cambiaron la historia del mundo". Y de ahí llegaba el debate, en el que participé con Luis Montiel, historiador de la medicina, y Amparo Lasén, socióloga. Toda la información en la propia web del programa. Mientras tanto, el programa de tv de anoche, "Historia - En busca de la libertad" está ya puesto en TVE a la Carta:



Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Wednesday, 14 May 2014 23:52
El miércoles 15 de mayo estaré en Burgos, en el Museo del Libro Fadrique de Basilea, para dar una charla sobre libros y astronomía. O algo así... Lo cierto es que es todo un honor y un gustazo poder participar dentro de las actividades de este pizpireto y activo museo, que esta primavera monta talleres de escultura, de pintura, de origami, de robótica o de monstruos (digo, de diseño de camisetas); hacen juegos de pistas en plan Sherlock Holmes pero en Burgos talmente, incitan a la lectura, al debate, a cambiar el mundo y... en un momento de debilidad, me han invitado también a mi a compartir escenario con gente como Gonzalo Andrés López, María José Pereda, Clemente Bernad, Patxi Irurzun, Carolina Martínez, Yolanda Rodríguez García, María Asunción Cifuentes García, Guillermo Solana, Inma Turbau, Sandra Sáenz-López Pérez o Elena Medel. Ya ven, un montón de gente del mundo de la cultura y... un servidor disfrutando más de la oportunidad de lo que merecería mi saber.

Aclaro por si alguien no lo sabe que el título de la conferencia "Del saber de las estrellas", no es mío. De hecho, en 1272 a ese saber hacía referencia el tratado que recogía el conocimiento astronómico confeccionado por (o para) Alfonso X el Sabio. Fue, en el Año Internacional de la Astronomía, también el título de una exposición en la Biblioteca Histórica "Marqués de Valdecilla" de la Universidad Complutense de Madrid, comisariada por el astrofísico (y amigo) Jaime Zamorano. De la exposición hablé en su día en COSMOS de El Mundo. Pero yo no hablaré todo el rato de libros, sino de cómo la misma pasión de los libros me ha llevado a intentar aprender a leer el cielo, a encontrar allí historias, a contarlas, a buscar las noticias o las antiguas leyendas que pueblan la noche.

Las estrellas son sabias, y a mi me han dado pruebas de ello. Lo que pasa es que justo hoy he visto en Twitter la noticia que han colocado en el boletín semanal del Museo del Libro sobre mi conferencia de pasadomañana y me ha dado un cierto vértigo: hace ya muchos años que supe que las conferencias (las mías sobre todo) tienen una cierta vida propia, y que nunca sabe uno qué va a suceder con ellas, aunque esté el guión planteado, las imágenes escogidas o incluso aunque hayas dado una conferencia con el mismo título muchas otras veces. En cada ocasión, sin embargo, sucede algo, y la charla se te pone al lado y tienes que seguirla, a buen paso, porque el crimen más terrible es aburrir a alguien que ha decidido perder el tiempo y tomarse la molestia de desplazarse para escucharte hablar.

Aunque lleve más de treinta años hablando en público, contando historias del cielo (de muchos cielos, de muchos infiernos, de todos los mundos que pueden ser) sigo siempre con la misma tensión cuando pienso en que tengo que preparar todo y hacer que esta vez también la cosa funcione. O que al menos no sea yo tan incapaz de conseguir que la charla llegue a buen puerto.

Así que ahí me tienen, asustado, pensando en mil cosas y, para colmo, cuando iba a colocar esta historia, de la que no tenía guardado ni un borrador, le di mal a la tecla y me cargué todo. Como si fuera un novato o un usario de Windows (o las dos cosas). Y es que la magia funciona, pero solo a veces...

Les dejo con el texto que me han regalado en el boletín del Museo de Don Fadrique, qué honor, ya tengo ganas de estar allí. Gracias, amigos.

Del saber de Javier Armentia


Con permiso del resto de ponentes y si nos permiten el juego de palabras, Javier Armentia es la "estrella" de la programación de primavera del Museo del Libro. O al menos, el que mejor las conoce. Y es que nuestro invitado de este jueves a las 20:00 h. es divulgador científico, astrofísico y director del Planetario de Pamplona.además de administrar un exitoso blog, una interesante cuenta en twitter y colaborar con diferentes medios de comunicación. Quienes ya han asistido a sus charlas además le describen como un gran orador que sabe ganarse la atención de quienes le escuchan por lo que recomendamos no perderse su conferencia.

Con el título "Del saber de las estrellas. La astronomía en los libros a lo largo de los siglos", la conferencia de Javier Armentia tratará de cómo el hombre ha reflejado sobre el papel (o el papiro, o el pergamino,...) sus estudios sobre los planetas, las estrellas, los cometas,...
  • Jueves 15 de mayo
  • 20:00 horas
  • Entrada libre hasta completar aforo
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 13 May 2014 13:56
Publicado en Diario de Noticias el lunes 12 de mayo de 2014

Confieso que no me interesa nada Eurovisión, tampoco la Liga de fútbol. Tan lolailo es lo uno como lo otro. Como lo de que no se quién es el único candidato navarro a las elecciones europeas. Cuando lo sustancial de estas elecciones es que uno no tiene que elegir a un memo (o genio, tal da) que comparte vecindad contigo, porque precisamente las cosas europeas deberían intentar explorar lo común. No es así: pocas candidaturas reconocen que compartimos más con un parado en Grecia que ha perdido sus derechos en salud o en educación que con ese tipo que se encuentra todos los días con los prebostes de las empresas que más roban, las que siguen defraudando en paraísos fiscales legalmente permitidos y que dan empleo de alto rango a los políticos que tan bien les tratan. Leo que ahora un sistema informático va a poder mirar qué hacemos con nuestro dinero en un solo pantallazo. Como ya pasaba en otras cosas, que puedes saber qué culo de qué gallina ha puesto qué huevo que se vende. Pero no veremos que el mismo control se hace con los sobres de las corrupciones de los partidos, con los sueldazos en pago a favores en los consejos de administración, y de hecho el montaje especulativo financiero va a seguir descontrolado, mención aparte las esotéricas facturas de la energía... un tocomocho para mayor gloria de los de siempre.

Eso es lo sustancial, esa es la Europa que nos debería preocupar, que estamos viendo cómo nos roban y limitan derechos, nos externalizan lo público para qué, y todo redunda en peores servicios, más caros, pagando a los lobbistas y con la palmadita paternalista de políticos más que apestosos. Y la gente, que somos nosotros, no podemos dejar también esta vez que los euromangantes se lo lleven de calle unos añitos más. Y cuando tengamos que hacer lo propio en las elecciones más cercanas, que tampoco se nos olvide, ya puestos.

Adenda:
No todos los políticos son iguales, ni todos los partidos son reos de lo que acuso en el texto. Tengo muy claro a quién votar en estas elecciones europeas, y más claro, siempre, a quién no votar. Mi crítica por lo tanto no es de esa que tanto les gusta a los partidos gordos y sebosos, la que favorece la desmovilización para que todo siga igual. Sigo convencido de que hay que votar a una propuesta de izquierda organizada y con proyecto europeo, y solo encuentro a Izquierda Unida como opción, por más que la oferta se haya querido incrementar más allá de lo razonable (con el claro riesgo de dispersión de voto que tanto favorece a los de siempre). No pido el voto para nadie pero tengo claro que seguiré apostando por intentar cambiar un poco el mundo, así que prefiero declararlo por aquí.
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Next page
» You can also retrieve older items : Read
» © All content and copyrights belong to their respective authors.«
» © FeedShow - Online RSS Feeds Reader