• Shortcuts : 'n' next unread feed - 'p' previous unread feed • Styles : 1 2

» Publishers, Monetize your RSS feeds with FeedShow:  More infos  (Show/Hide Ads)


Date: Saturday, 14 Nov 2009 14:20
El tema de los recortes presupuestarios en materia de investigación científica sigue coleando. La semana pasada Garmendia echaba balones fuera y decía que si los ayuntamientos quieren, se podría llegar a un incremento del 8% a cargo de los planes especiales anticrisis. Desde luego que implicar a las administraciones locales en el desarrollo de infraestructuras científicas y tecnológicas es algo no solo positivo sino necesario. De estas infraestructuras tambien se generan beneficios locales, así que es lógico que los ayuntamientos y las regiones puedan y deban apostar por el sector. Pero es que además la competencia entre municipios por albergar centros de excelencia solo puede conducir a una "guerra de armamentos" beneficiosa para todos, como ya pasa entre algunas autonomías.

Pero una cosa es la creación de infraestructuras y otra la financiación de proyectos, y en concreto el apoyo a la investigación básica. Esta semana la prestigiosa revista Nature publica un editorial criticando el cambio de política del Gobierno*. En él se culpa directamente a la ministra Garmendia. Puede que ella no esté de acuerdo con los recortes, es muy posible que las órdenes vengan de arriba, de la vicepresidencia económica o incluso el propio presidente, pero lo que sí que es cierto es que ella se ha dedicado a salvar la cara del Gobierno en esta materia. Alguien que viene del mundo investigador, fichaje del gobierno para representar su apuesta por el cambio de modelo del país, que no tiene ataduras políticas o ideológicas, podría perfectamente escenificar su plante con una sonada dimisión. Pero no lo hace.

Solo ha pasado año y medio, aún hay tiempo para dar la vuelta, hay varios proyectos interesantes en marcha que tienen que llegar a desarrollarse del todo. Este es el típico argumento de quien está profundamente implicado con algo. Pero la pasión y los ideales a veces limitan la perspectiva. Si Garmendia y su equipo creen que hacen mayor bien quedándose que yéndose, puede que tengan razón. También puede que se equivoquen. Solo una decisión, y el tiempo, resolverán la cuestón. Pero precisamente tiempo es lo que no tiene que perder España si no quiere que los de siempre vuelvan a abrir la brecha que nos separa de ellos.

* Si queréis leerlo en español, Pere Estupinya lo ha traducido en su blog.
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Friday, 09 Oct 2009 00:28

La ciencia en España no necesita tijeras. Como lema para una campaña contra los recortes presupuestarios no está mal, aunque la ciencia en España en realidad sí que necesita tijeras. Y pinzas, escalpelos y punzones. Y microscopios, y espectrómetros, y telescopios y sincrotrones. Y, sobre todo, necesita gente que sepa usarlos.

 

Llevo una semana queriendo escribir sobre esto, y no puedo. Me faltan datos. No porque no estén ahí, sino porque no me fío de ellos. Que va a haber recortes parece algo seguro. Lo que no está tan claro es la magnitud del recorte. ¿Estamos hablando de una bajada del presupuesto en I+D o de la asignación del Ministerio de Ciencia? ¿Son lo mismo los créditos que las subvenciones? Si uno lee El País, parece que todo baja. Garmendia se defiende dando datos de partidas concretas que suben.

Como digo, faltan datos. Haría falta tener una serie histórica, partida por partida, y en la que los indicadores globales se calculen de la misma manera. Pero esto es imposible. Las competencias cambian de ministerio, las partidas se renombran, fusionan o separan a gusto del político y todo seguimiento histórico detallado se desvirtúa.

Este año sonaba el nombre de un español para el Nobel de Física. No ha podido ser, pero ya le llegará su turno a Cirac. Eso sí, como Severo Ochoa, su investigación merecedora del premio no se realiza en España. No es el único español que merece el Nobel. Margarita Salas, Mariano Barbacid y algún otro más están pendientes de que caiga el galardón. Todos por investigaciones realizadas fuera.

Ayer estuve echando un ojo al Ranking de Leiden, un listado de las mejores universidades del mundo, establecido exclusivamente en base a criterios bibliométricos, tanto intensivos como extensivos. Las mejores, de EEUU. En Europa, Reino Unido y Suiza.

Todo es una cadena lógica. Los que más invierten, más producen. Los que más producen, más reciben. Sean artículos, patentes o premios Nobel, midamos lo que midamos, los países que más apuestan por la I+D avanzan más y más rápido. No es una apuesta a corto plazo, desde luego. Los efectos no se notan al día siguiente, ni siquiera a tiempo de las siguientes elecciones. Los países líderes de hoy son los que hace 50 años apostaron por un modelo productivo basado en el conocimiento. ¿Dónde queremos estar nosotros dentro de 50 años?

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Thursday, 17 Sep 2009 04:52

Esta semana volvieron los chavales al cole. Septiembre es, en efecto, una especie de segundo enero. Después de las vacaciones todo vuelve a empezar, todo son propósitos y planes. Para muchos, también como en enero, todo termina quedando en agua de borrajas, pero hay una especie de ser humano, el político, que sí que acusa marcadamente el regreso veraniego en su ciclo biológico.

Es que es llegar septiembre, y volver los políticos a hacer de las suyas. En particular, comienzan con su peculiar cortejo y luchas entre candidatos a macho alfa, que culminan con el rito de apareamiento anual que supone la aprobación de los presupuestos generales del Estado.

Asumo que ya estaréis hasta las narices de que os hablen del debate sobre la crisis, sobre la(s) subida(s) de impuestos, el galopante déficit y sobre la necesidad de recortar el gasto, pero espero que me permitáis que yo también os dé la brasa con el tema. No os preocupéis, que no va la cosa de impuestos; más bien toca hablar de los gastos. Y su recorte.

En lo único que se pusieron medio de acuerdo Gobierno y oposición es en sentarse a decidir dónde meterle tijera a los presupuestos de la administración. O lo que es lo mismo, el gobierno ya estudia en el borrador de los presupuestos que partidas reducir. Supongo que a estas alturas de tan larga introducción ya os lo veis venir: Alarma en la comunidad científica por los recortes en investigación.

El Gobierno baraja, al parecer, recortar un 37% el presupuesto del dinero destinado a financiar los proyectos de I+D, las becas y los contratos de investigadores, incluidas las convocatorias del Plan Nacional. La ministra del ramo, Cristina Garmendia, sin embargo, sigue insistiendo en que "hay que apoyar a los sectores tecnológicos emergentes si queremos cambiar el modelo productivo".

No sé a vosotros, pero a mí esto me da la sensación de que existe una disonancia abismal entre Garmendia y Zapatero, entre la politica de inversiones de futuro y la de tapar agujeros, y que el ministerio tiene que recurrir a la prensa para airear estas diferencias, generar ruido entre los investigadores e intentar así tener más poder para frenar el tijeretazo (como ya se consiguió, si recordáis, cuando el dueño de la tijera era Solbes; veremos qué tal funciona la jugada con Salgado).

La magnitud real del recorte se sabrá cuando termine el proceso de negociación, interna y externa, del Gobierno. Pero que va a haber recorte es indudable. Lo que me lleva a preguntarme: ¿Un país dispuesto a endeudarse un 10% del PIB, de verdad necesita recortar una partida que no supone ni siquiera un 2%? ¿No sería mejor, ya puestos, que algún puntillo porcentual de ese déficit pasase a engordar también la apuesta por la ciencia y la innovación?

Una de dos: o el Presidente no se cree a sí mismo cuando dice que España debe aprovechar la crisis para cambiar de modelo productivo, o es demasiado consciente de que pueden más las voces y los votos de los millones de parados que los de los ¿cientos? de investigadores que se quedaran sin trabajo. O las dos cosas.

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Wednesday, 09 Sep 2009 22:36

Pues sí. Tal día como hoy, pero cuando era un feliz doctorando, empecé a escribir mi primer cuaderno de bitácora en internet y a los poquitos días me invitaron a unirme a esta comunidad blogalita en la que me siento tan a gusto. Quién me iba a decir a mí entonces que terminaría convirtiendo mi profesión en esto de hablar sobre la ciencia ajena...

Hablando de lo cual, más autobombo: 

No sé si habréis leído ya cierto reportaje sobre los últimos avances en evolución humana. La idea que me propusieron era tocar cinco temas candentes sobre los que se hubiesen producido noticias significativas recientemente. Un encargo aparentemente sencillo, pero que me hizo sudar lo mío. Intentar divulgar un tema tan complejo en tan poco espacio fue todo un reto. Está en vosotros el juzgar si conseguí el objetivo.*

Por supuesto, la ciencia no se para, y menos porque yo haga un repor, así que al poco tocó hacer otra noticia interesante sobre un estudio genético que demostraba que la introducción del Neolítico en Europa a partir de los Cárpatos hace 7500 años supuso un recambio poblacional de los cromañones cazadores-recolectores, y otro que ubica en la misma época y la misma región de los Cárpatos el origen de la mutación que confiere a los europeos modernos la capacidad de digerir la leche en edad adulta.

Me gusta este trabajo :-)

 

* Perfeccionista como soy, yo veo mil cosas mejorable, pero no diré nada, a ver si coincidimos.

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Saturday, 15 Aug 2009 20:58
Tres noticias sobre evolución que escribí en Público pero que me dio pereza comentar en el blog en su día:

* Los primeros animales surgieron en un lago y no en el mar (27/07/2009)

La formación de Doushantuo (China) contiene los fósiles animales más antiguos encontrados hasta la fecha. Se trata de unos embriones preciosamente conservados. Un reciente estudio mineralógico revela que, en contra de lo que se venía pensando, estos animales no vivían en un mar abierto, sino en un lago salado. Gran diferencia. Ambiente más inestable, aislado... ¿Surgieron ahí o mucho antes, en el mar? Habrá que encontrar yacimientos más antiguos aún.

* La malaria nació en los simios (04/08/2009)

Francisco J. Ayala lleva estudiando el origen de la malaria bastante tiempo. Ahora han descubierto que Plasmodium falciparum, el protozoo causante de la enfermedad, es una especie hija, y no hermana, de P. reichenowi, un protozoo que infecta a los chimpancés. Es decir, que no se produjo coevolución de cada linaje de primate y su protozoo, sino que el de los chimpancés dio el salto a los humanos recientemente. Esta primera infección resultaría asintomática, ya que reichenowi no reconoce los glóbulos rojos humanos, pero con el tiempo mutaría y daría lugar al falciparum, adaptado a su nuevo ambiente y mucho más letal.

* Los antepasados humanos no iban a cuatro patas (10/08/2009)

Por supuesto que hay antepasados humanos que iban a cuatro patas. Pero el último ancestro común con los chimpancés, no. (*) Por ir a cuatro patas se entiende caminar apoyándose en los nudillos de las manos, como hacen los chimpancés y los gorilas. Resulta que puede que ambos géneros de simios desarrollaran de manera independiente este tipo de locomoción a partir de un ancestro más o menos braquiador. En ese caso, el linaje humano habría desarrollado el bipedismo en los árboles, o nada más bajarse al suelo.

(*) Nota: Llamar "antepasado humano" a cualquier cosa anterior al último antepasado común a nuestro género Homo y otros, si bien correcto, me parece ridículamente antropocéntrico. Justificable en algunos casos, por llamar la atención del lego, pero menos correcto que decir "el antepasado del hombre y ...".
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Sunday, 26 Jul 2009 03:46
Dos párrafos de la nota de prensa que estoy leyendo en estos momentos:
El ‘turismo científico’ cobra fuerza
El Consejo de Ministros ha aprobado un acuerdo por el que se encomienda a los Ministerios de Ciencia e Innovación y de Industria, Turismo y Comercio impulsar acciones conjuntas, a través de la Secretaría de Estado de Turismo, para “situar a España en la vanguardia del conocimiento turístico a partir de la posición de liderazgo que ocupa en la actualidad entre los países rectores de turismo”. Ambos ministerios deberán crear un Grupo de Trabajo de Investigación, Desarrollo e Innovación Turística, una plataforma tecnológica propia del sector turístico, potenciar la Red tecnológica de Turismo para Todos, impulsar iniciativas sectoriales en el ámbito turístico, así como poner en marcha un centro de investigación e innovación en gastronomía (proyecto Basque Culinary Center), y el Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación en Turismo (CIDTUR).
Conocer un territorio a través de congresos
Según el Consejo, “los congresos científicos son una actividad esencial de la comunidad científica y la segunda vía más importante de comunicación entre investigadores, tras las revistas científicas. En ese contexto, la imagen de España en el mundo la hace, sin duda, atractiva para los investigadores de todo el mundo a la hora de plantearse elegirla como sede de congresos, conferencias y seminarios científicos de todo tipo”.
Teniendo en cuenta que el plan para revitalizar la comarca tras el cierre de la central nuclear de Garoña incluía la creación de un parador de turismo... ¿Qué os parece la cosa? ¿La California de Europa? ¡Ja! Florida, como mucho.
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Friday, 17 Jul 2009 10:54
El equipo de paleontólogos de Atapuerca ha descubierto en la presente campaña de excavación un fragmento de húmero de un Homo antecessor, que en un primer análisis muestra claras marcas de descarnación y aplastamiento, normalmente asociadas a los huesos de animales consumidos por poblaciones humanas, lo que indicaría que dicho individuo fue canibalizado por sus congéneres.

Ya sabíamos que H. antecessor era antropófago, pero cabía la duda de si esta práctica era algo especial de la población de Atapuerca de hace 800.000 años. El hallazgo, datado en 1,3 millones de años, esclarece esta hipótesis, revelando que el consumo de carne humana era una práctica habitual en la especie.

Gala Gómez muestra el fósil encontrado. Fundación Atapuerca
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 14 Jul 2009 22:16

Así hemos titulado el hallazgo confirma que los placodermos copulaban de modo similar a los tiburones.

Sensacionalismos aparte, la noticia tiene cierta enjundia. Como me ha comentado el propio Ahlberg,

Most recent phylogenies place placoderms in the gnathostome stem group, and some (like that by Brazeau published in Nature earlier this year) even make the placoderms paraphyletic, i.e. some of them go further down in the stem group than others. This does suggest the distinct possibility that the placoderm mode of reproduction is ancestral for the gnathostomes as a whole. Against that, some would argue that it is impossible to go from internal fertilisation and live-bearing to external fertilisation and egg-laying. Osteichthyans (bony fishes plus tetrapods) primitively have external fertilisation - you still see this in almost all bony fishes, as well as in frogs and salamanders - so this may be a problem for positing the placoderm mode of reproduction as ancestral. The short answer is that we don't know, but the similarities between placoderm and chondrichthyan reproduction are certainly striking and does suggest that the latter has evolved from the former.
Explicándolo en román paladino: Los tiburones son vivíparos y se pensaba que esto era una característica derivada. El año pasado se descubrieron fósiles de placodermos con crías en su interior, señalando que al menos un grupo de estos peces acorazados también poseía este modo de reproducción. La explicación más razonable era la homoplasia, que ambos grupos desarrollaran esta estrategia reproductiva por separado y de manera convergente. El descubrimiento este año de otro fósil placodermo embarazado hace extensible el viviparismo a todo el grupo de placodermos. Los peces acorazados y los cartilaginosos son los dos grupos más basales en el árbol evolutivo de los vertebrados mandibulados, de modo que o bien el viviparismo es la condición primitiva a todo el grupo, o bien los tiburones evolucionaron a partir de un grupo vivíparo de placodermos. Ahora toca explicar cómo evolucionó el oviparismo con fecundación externa a partir del viviparismo.

 

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Sunday, 12 Jul 2009 05:12

Esta mañana se presenta la exposición La evolución de Darwin en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. Como parte de su programa de celebración del bicentenario del nacimiento del naturalista británico, el MNCN ha preparado esta exposición, que recoge parte de los elementos de la muestra Darwin, organizada por el American Museum of Natural History de Nueva York (y a la que tuve la ocasión de ir), en colaboración con el Museum of Science de Boston, el Field Museum de Chicago, el Royal Ontario Museum de Toronto y el Natural History Museum de Londres.

El objetivo principal de la exposición es mostrar de una forma actualizada las bases y principios científicos en los que se sustenta la Teoría de la Evolución. Ilustrados con la historia de los personajes y las piezas más relevantes en la formación de la Teoría de la Evolución, la muestra se distribuye en cinco ámbitos temáticos: El contexto científico antes del siglo XVIII, Los precursores de Darwin, Historia y biografía de Darwin, La genética, y El darwinismo en España.

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Thursday, 09 Jul 2009 06:16

Paleontólogos de la Universidad Federal de Río de Janeiro presentaron ayer el fósil de un cocodrilo acorazado. El Armadillosuchus arrudai vivió hace 90 millones de años, y tenía placas óseas en el cuello y en la parte posterior del cuerpo, así como un cráneo largo y una dentición reducida y especializada, características que lo convierten en una especie "única en el mundo", según explicó el profesor Ismar De Souza.

 

Para este paleontólogo, el fósil "mezcla elementos totalmente anómalos para los cocodrilos actuales, lo cual hace difícil incluso aplicar el principio de uniformidad de la geología, que utiliza el presente como llave del pasado".

La descripción del fósil descubierto ha sido publicada en la revista científica Journal of South American Earth Science.

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Thursday, 02 Jul 2009 22:02

Ayer fue el examen del tercer módulo teórico del máster de periodismo científico que estoy haciendo. Ya sólo queda defender el proyecto para acabar. Y fue ayer y no hoy, como estaba programado, porque una compañera va a asistir a la 6th World Conference of Science Journalists que empieza hoy en Londres. Lamentablemente servidor de ustedes no tiene dinero para atender a tan oportuno evento y los intentos que hicimos los alumnos por encontrar subvención para asistir fueron baldíos. Una auténtica lástima, porque, viendo el panorama, probablemente ese dinero habría estado mejor invertido que el destinado al resto del máster.

Si echáis un vistazo a las últimas historias por aquí aparecidas, todas tienen que ver con el periodismo científico. No es que uno sea monotema (aunque un poco sí) sino que realmente estamos en un momento clave para la profesión. Si hasta Nature ha abierto un portal dedicado al tema. Por cierto, no dejéis de leer el último editorial. Vale que ellos también sean parte interesada, pero la realidad es como es.

El periodismo, así en general, se va al carajo. El modelo de negocio se derrumba, venía en una larga decadencia y todos temen que la actual crisis le dé el golpe de gracia. Cada vez hay menos dinero para publicidad en papel y la on-line no crece al ritmo necesario como para hacer que simplemente se cambie de soporte. Periódicos y revistas cierran, o despiden a la mitad de sus plantillas para seguir a flote. Corresponsales en lugares remotos, adios. Periodistas especializados en temas concretos (como por ejemplo la ciencia), adios.

Curiosamente, ambas facetas de esta profesión están siendo desempeñadas, cada vez más, por bloggers. Gente que está donde pasa algo y que, sin ser periodista profesional, lo relata o lo retrata. O gente que, siendo experta en algo, decide hablar de ello (como lo que yo venía haciendo aquí hace ya un tiempito).

La libertad de prensa es un derecho esencial en las sociedades modernas, y no puede ser sustituido por la simple libertad de expresión. Ser periodista no consiste sólo en contar algo, sino en la manera en que se cuenta. Desde luego no se trata de hacer de testigo presencial, o de repetidor de algo de lo que nos hemos enterado, o de dar nuestra propia opinión. Consiste en investigar los hechos, en contrastar fuentes y en elaborar la información para que el lector capte lo esencial de la forma más eficaz posible. ¿Puede hacerse esto desde un blog? Por supuesto que sí, pero no tiene por qué. 

Por lo tanto, en mi opinión, es mal consuelo pensar que no pasa nada si desaparecen los medios tradicionales porque los blogs están ahí para sustituirlos, porque la parte importante del trabajo del periodista no la hará el blogger, sino el lector. Y eso es como decir que no pasa nada si desaparece la función del abogado de oficio, que el ciudadano es el más indicado para llevar su propia defensa.

 

PD. Mañana empiezo a trabajar para Público. Becario en la redacción de ciencias, 3 meses. Algo es algo, con la que está cayendo ;-)

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Monday, 08 Jun 2009 02:26

Tradicionalmente, los científicos nos hemos venido quejando de la poca calidad del trabajo de los periodistas al cubrir noticias científicas. Que si titulares sensacionalistas, que si falta de rigor, que si no se han enterado de la misa la mitad...

Una de las consecuencias de la proliferación de medios on-line y, al mismo tiempo, la reducción de plantillas en dichos medios, es que cada vez abunda más un tipo de periodismo que se parece mucho a lo que hacen los blogs al reproducir contenido encontrado en otro sitio. Francamente, no sé quién le copió la idea a quién, si los blogs imitan a los medios o si los medios se están convirtiendo en blogs, pero el caso es que uno termina encontrando el mismo despacho de agencia reproducido (o tan sólo ligeramente editado) en cantidad de diferentes medios.

¿Esto es algo bueno o malo?

Para los científicos, cansados de la mala labor de la cadena informativa, supondrá algo bueno, cabe pensar. Hacen un descubrimiento, van a su gabinete de prensa, publican un comunicado a su gusto y dicho comunicado aparece tal cual, o casi, en multitud de medios de comunicación.

Ejemplo: Investigadores del Institut Català de Paleontologia(ICP) publican en PNAS el descubrimiento de un fósil homínido. Los redactores de ciencia de los distintos medios procuran estar a loro de lo que se publica en las revistas más importantes, pero, por si acaso, y para darse bombo, la institución involucrada emite su correspondiente nota de prensa. En España tenemos desde hace poco el Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC), que pretende agrupar todas las noticias científicas producidas, donde encontramos este despacho del ICP.

Por si fuera poco, existen las llamadas agencias de noticias que estan vigilando constantemente qué se cuece en el mundo para producir despachos que luego venderán a los medios de comunicación que no hayan podido cubrir de manera directa los acontecimientos. Aquí tenemos el trabajo de Europa Press en este caso. (Ojo, esto fue publicado en su web después de que los medios recogiesen la noticia, y, por tanto, su comunicado original, de pago)

Y llegamos a los medios. Aquí, dependiendo de los recursos de cada uno y los intereses editoriales, podrá suceder que:

  •  No haya nadie especializado (o siquiera interesado en ciencia) y la información del descubrimiento llegue únicamente a través de los despachos de agencia, que, cuanto más pequeño sea el medio, o menos interés despierte la noticia en el editor de turno, pasará a ser reproducida tal cual, generalmente cortando los párrafos finales para ajustarse al espacio. La información no periodística pero sí (valga la redundancia) informativa contenida en el comunicado se pierde.
  •  Medios con redactores interesados en el tema harán una edición propia del comunicado recibido a través de agencias. Pongo por ejemplo el caso de RTVE.es que, si se compara con el comunicado del ICP, veremos que difieren en la posición de los párrafos en el texto, pero apenas en el contenido total. Algo de edición para hacerlo más periodístico, y fuera. Esta gente usa la información de los párrafos finales del comunicado para salpimentar los datos periodísticos y que parezca que han hecho algo de investigación propia. Suelen quedar bien, dependiendo de la calidad del despacho original.
  •  Medios con redactores especializados en ciencias. Aquí la noticia llega por diferentes vías y hay gente con el tiempo suficiente como para acudir a fuentes primarias y redactar un texto propio. Dependiendo de la pericia / competencia / conocimientos propios sobre el tema / experiencia del redactor, la noticia saldrá bien o con los errores que tanto cabrean a los investigadores. Paleofreak ya ha hecho una selección para este caso.

Es decir, teniendo en cuenta la situación de los medios hoy día, el poder en la cadena de información está cada vez más cerca de las fuentes primarias. Lo que ellas digan es lo que va a salir, sin apenas contrastación. Eso, que en general es malo, me temo que es bien recibido por parte de los científicos (particularmente de las instituciones científicas). Lo malo es que así lo único que se consigue es que salgan en la prensa párrafos como éste:

Con anterioridad, se había propuesto que los géneros Griphopithecus y Kenyapithecus, pertenecientes al grupo de los afropitécidos kenyapitecinos y presentes en Eurasia y Africa hace unos 15-14 millones de años, eran el grupo más estrechamente emparentado con los homínidos. Sin embargo, esta hipótesis no se había podido probar debido a que el material fósil disponible era demasiado fragmentario.

Muy informativo, sí, si el lector sabe de qué carajo le están hablando, claro.

Para eso sirven los periodistas científicos, para leer eso y decidir si es relevante contarlo y, si lo es, cómo contarlo para que la gente se entere de algo. Por eso hacen falta periodistas científicos en los gabinetes de prensa de las instituciones científicas y por eso hacen falta periodistas científicos en los medios de comunicación, para que la información llegue del científico al ciudadano común. Si se salta alguno de estos pasos, si se pierde un eslabón en la cadena, el mensaje simplemente no llega al destinatario, o, peor aún, llega distorsionado.

 

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Wednesday, 27 May 2009 04:46
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Wednesday, 27 May 2009 04:46

El siguiente texto aparecerá como editorial en la prestigiosa (ejem) revista cerocoma:

Descubierto el eslabón perdido de la evolución humana. Éste, o una variante suya, ha sido el titular elegido por los medios de comunicación para dar cuenta de la noticia del descubrimiento de Ida, el fósil de una especie de primate (Darwinius masillae) que vivió hace 47 millones de años. También fue ése el titular, si bien con un tinte más localista, el utilizado hace 5 años para informar del hallazgo de Pierolapithecus catalaunicus. En realidad, cada vez que se produce un descubrimiento paleontológico significativo, y especialmente si el fósil pertenece al linaje humano, los periodistas recurren (recurrimos) al manido “encontrado eslabón perdido”.

Parece que da igual que esta expresión, heredada de los comienzos de la paleontología evolutiva como disciplina científica, ya no esté en uso entre los científicos. Es más, parece que dan igual las protestas que surgen de entre los paleontólogos, antropólogos o biólogos evolucionistas en general, hartos de tener que aclarar que ni el eslabón perdido era catalán ni mucho menos eslabón, porque eso implicaría que la evolución es una sucesión lineal de especies y no el complicado proceso de ramificación y coexistencia que en realidad es. Con lo sencillo que sería sustituir las dos palabras “eslabón perdido” por las otras dos “fósil transicional”, alegan.

Pero es que los científicos no son periodistas, así que no pueden entender que no se puede permitir que los hechos (mucho menos las teorías) estropeen una buena historia. Por manida que sea. Luego no nos quejemos de que nos acusen de falta de rigor o de la aparente hostilidad con que nos tratan algunos cuando recurrimos a ellos para informarnos. Si los periodistas, siempre vigilantes, ponemos el grito en el cielo ante los casos de fraude científico (pocas cosas hay peores que un científico que ignora el rigor debido), es normal que los científicos hagan lo recíproco. Lo que no es normal es ver la paja en el ojo ajeno e ignorar la viga en el propio una y otra vez.

El periodismo y la ciencia comparten, o deberían compartir, principios y metodologías. En ambos campos se investiga, los datos se contrastan y el profesional debe ser lo más escéptico y objetivo posible, para no dar por verdadero nada que no lo sea. Por eso, precisamente, cuando se hace periodismo científico el rigor debería estar por encima de todo, especialmente por encima de cualquier titular, por atractivo que sea. Si hacemos caso a la pirámide invertida, por mucho que hayamos cuidado la redacción del cuerpo de la noticia o el reportaje, lo que el lector se va a llevar a casa es el titular. Debería ser, pues, el último sitio donde rebajar el rigor exigido.

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Wednesday, 27 May 2009 04:46

La frase la acabo de leer en un post de Pere Estupinya, pero ya la había escuchado antes en boca de algunos de mis profesores de periodismo científico. Aquí ya hemos hablado mucho sobre los errores de los periodistas al hablar de ciencia. Pero, para ser del todo honestos, no siempre son ellos los culpables.

Muchas veces son los propios científicos los que, al ponerse en el centro de la atención mediática, consiguen un efecto contrario al que sería deseable (que no tiene que coincidir con el deseado). Esto lo he visto en mi corta experiencia en el gabinete de comunicación de una institución investigadora pero para todos será más evidente con el caso de Ida. El científico, dejándose llevar, rebaja el rigor, o dice cosas que no aclara y generan confusión, y claro, se lía. Para evitarlo no son pocos los que proponen que la comunicación de la ciencia no la hagan los propios científicos, sino expertos en comunicación (es decir, periodistas). 

Pero claro, el periodista, dejándose llevar por la noticia y confiando en el rigor de la fuente (¡se trata de un científico!) rebaja el suyo y no contrasta lo que le dicen. Total, no es experto y no va a saber distinguir 8 de 80. Así nacen las noticias que luego aquí y en otros sitios tanto criticamos. Esto, como regla general, lleva a que los científicos pidan que sean ellos los encargados de comunicar sus descubrimientos.

¿Cuál es la solución? Muy sencillo: generar periodistas especializados en comunicar ciencia, obvio. Pero lo que no es tan obvio es qué resulta mejor, dar formación periodística a científicos o científica a periodistas.

La primera garantiza que sabrán mantener el rigor y que probablemente hagan un mayor esfuerzo divulgativo, beneficiando a la ciencia. El problema es que sus textos tenderán a ser infumables, carentes de interés periodístico o personal, algo que motive a los lectores a leer (recordemos: ya no están en la escuela). En algunos casos excepcionales pueden surgir unos magníficos divulgadores, eso sí, pero no periodistas.

La segunda opción garantiza que el periodista aprenderá a desenvolverse en el mundo de los científicos, a manejar la jerga, saber evaluar las fuentes. Esto garantizará que sabrá encontrar lo noticioso, lo importante, detrás de cada descubrimiento, o será capaz de escribir unos reportajes que interesen a más lectores que los que ya están predispuestos a leer sobre ciencia. La pega: es prácticamente imposible que su dominio de la materia llegue al nivel de un experto, así que el rigor de sus textos dependerá en última medida de la honradez/experiencia de aquellos a quienes consulte.

¿Hay una tercera vía? ¿Grupos mixtos, periodistas y científicos colaborando? Esta es la vía que proponen muchas instituciones científicas, cambiando la filosofía de sus gabinetes de prensa para que pasen de ser gestores pasivos del interés periodístico a actores activos en la creación de noticias. El problema: la confusión de objetivos.

El circo mediático formado alrededor del fósil (o del acelerador del fin del mundo, o de cualquier otro evento científico de relieve), en el que los científicos se metieron a fondo, ha servido para difundir falsedades y generar más confusión que a valorar la importancia real del hallazgo. Lamentablemente en el mundo en que vivimos a la ciencia hay que convertirla en espectáculo o si no no se le hace el más mínimo caso, como al resto de actividades culturales, deportivas o incluso políticas. Los científicos, si acceden a entrar en el juego, pueden sacar bastantes beneficios: la notoriedad atrae patrocinios, pone de tu parte comités evaluadores de la importancia de tus descubrimientos, publicas más alto, consigues más fondos y, en fin, consigues perpetuar tu actividad científica en el tiempo.

Y quien dice científico, dice institución. Es pues fácil que los gabinetes, creados para dar difusión, degeneren en herramientas de márketing empresarial puro y duro, y es de ellos de los que beben los periodistas (científicos), quedando comprometida la veracidad de toda la cadena informativa.

Difícil solución veo, salvo la autorregulación del propio sistema gracias a la creciente experiencia (y número) de periodistas científicos. O, claro está, que la sociedad cambie por completo su escala de valores y se oriente hacia el conocimiento en vez de hacia el entretenimiento. Por soñar que no quede.

 

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Friday, 22 May 2009 20:46

El Consejo de Ministros post-debate nos dejó para celebrar por San Isidro unos cuantiosos recortes presupuestarios, que se sumarán a los ya aplicados en febrero y a los ya aplicados en los presupuestos generales del Estado a finales del año pasado. Como principio, la austeridad de la administración debería ser un objetivo permanente, pero la distribución de los tijeretazos va más allá. Ciencia e Innovación se lleva la peor parte siempre, mientras que a los dueños de la bolsa se les llena la boca diciendo que sólo apostando por la innovación saldremos adelante. Los científicos critican el parón presupuestario y a la semana siguiente el gobierno responde con más recortes.

No voy a seguir comentándolo, que eso ya lo han hecho otros y, la verdad, yo ya estoy cansado, así que seguiré poniendo al día mi CV para presentarlo a la selección de unas becas para trabajar en la sección de ciencia de Público. No es que me agrade la idea de ir encadenando beca tras beca y terminar llegando a los 30 sin haber trabajado en España (a ojos del INEM y de la Seguridad Social), pero si no hay otra forma de meter cabeza, sea.

El caso es que llega ya el final de mi actual beca en el gabinete de prensa/unidad de comunicación y cultura científica del IEO, y como cada vez que se aproxima el cierre de una etapa, toca hacer balance. ¿Qué he sacado de esto, aparte de una línea más (o dos, que el nombre del instituto es largo) en el capítulo de experiencia laboral del currículo? Unas cuantas cosas, pero me deja un sabor agridulce porque precisamente experiencia podría tener mucha más, si no hubiese sido porque los sucesivos recortes presupuestarios nos han dejado tan temblando nuestra partida que no hemos podido hacer ninguna de las actividades que normalmente venía realizando la unidad.

Redactar noticias para la web y notas de prensa, atender a los medios cuando tocara (lo que nos habremos divertido con lo de las carabelas portuguesas y aquello de la ola de 5 pisos) y montar el correspondiente número de la revista del IEO; todo eso sí, pero nada de acudir a ferias sectoriales con el correspondiente diseño de stands, posters y folletos, o de ir a visitar los centros oceanográficos cuando se organizaba en ellos algo (porque ya estaría pagado, o comprometido el pago desde antes de los recortes), y por supuesto nada de embarcarse en ninguna campaña para tener material de primera mano para elaborar los contenidos.

¿Tiene sentido hacer investigación con fondos públicos si luego los ciudadanos contribuyentes no se enteran de en qué se han gastado el dinero de sus impuestos y por qué? Recortar la inversión en investigación es frenar el desarrollo, pero recortar el gasto en comunicación roza ya lo antidemocrático. Y, sin embargo, es lo primero que se cercena. Aunque claro, si no se hace ciencia, no hay nada que comunicar, al fin y al cabo. Debe ser eso...

 

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Tuesday, 12 May 2009 12:38

“Y en España, ¿qué pasa? ¿No hay periodistas científicos? Nunca he visto a ninguno por aquí, excepto al chico de EFE”

Leyendo un muy interesante post de María Viñas en el blog de Política Científica de madri+d me encontré con esto, que se lo preguntaba a la autora el jefe de prensa de la asociación de geofísicos europeos.

Pues resulta que sí que los hay. Y cada vez más, doy fe. De lo que hay poca es audiencia. En España no lee ciencia ni el Tato. Ni los propios científicos, con la cosa de la falta de tiempo, le prestan atención a lo que aparece en prensa diaria o revistas que no sean Nature o Science. Fijaos que ya ni siquiera hablo de que se compre (la divulgación es otra cosa, aunque tampoco es que vaya mucho mejor), pues como de sobra sabéis el negocio editorial depende de los ingresos por publicidad, y estos de cuántos lectores haya y qué contenidos lean. Y los datos son los datos: la ciencia no interesa en España. Punto.

Teniendo esto en cuenta, ¿por qué debería un periódico -o cualquier otro tipo de publicación- hacer el esfuerzo de crear una sección de ciencia de calidad, con personal suficiente y especialista, con medios económicos para mantener corresponsales o enviados especiales o pagar decentemente a los colaboradores? ¿Por amor al arte? ¿Por hacerle un bien a la sociedad? Son empresas, no hermanitas de la caridad.

El contenido está ahí, el nicho existe, y la diferencia de su tamaño comparado con la situación en países como UK y sobre todo USA no somos "nosotros" sino "vosotros". Si se da a elegir, el público va a por lo fácil, la carnaza informativa, lo sensacionalista. De hecho muchos dicen que las noticias más visitadas en los diarios digitales tienen que ver muy a menudo con ciencia, tecnología, salud o medio ambiente. Sin embargo, si uno se pone a mirar los contenidos visitados, rápidamente se descubre que en el fondo las que destacan en esta área tienen las mismas características que las noticias de otra temática. Efectivamente, no son crónicas de congresos donde se presentan investigaciones que dentro de unos años puedan cambiar el mundo, sino serpientes gigantescas, virus que podrían matar a media humanidad o la próxima piedra del espacio que por poco no nos va a caer encima.

Para que haya periodistas científicos cubriendo congresos bastaría con que a la gente le interesase lo que en ellos se discute. Cambiar eso no está en manos del director de ningún periódico, sino de los que manejan la política educativa. Pero claro, si ni a ellos les interesa la ciencia, ¿cómo van a saber hacer que las futuras generaciones sí se interesen por ella?

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Thursday, 12 Feb 2009 13:23

Mañana es el día de Darwin del año de Darwin. Y claro, tanta barba parece que pica. Darwinitis dice Paleofreak, citando un ensayo de Carl Safina publicado en el New York Times. Algo de razón tienen, no lo negaré, pero más razón tiene John Hawks.

Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Saturday, 07 Feb 2009 19:09
Si sois consumidores (de pago) habituales (que deberíais) de divulgación científica, ya lo sabréis de sobra. El bicentenario del nacimiento y, más importante aún, sesquicentenario de la publicación de El Origen está sirviendo para que tengamos noticias y reportajes sobre evolución hasta en la sopa. Investigación y Ciencia sacó monográfico su volumen de enero, National Geographic trae un par de reportajes muy buenos en la revista de febrero, y la Muy también tiene bastante material, por no hablar de la continua presencia en periódicos.

Sé que soy parte interesada, pero estaría muy bien que compráseis todo lo que está saliendo, mandadle un mensaje a los editores: esto interesa, esto vende. Seguro que así sale aún más.

PD. Sí, yo también he hecho un reportajillo, que "sale publicado" hoy. Aquí os dejo el PDF.
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Date: Friday, 06 Feb 2009 16:43
Esta semana está siendo de lo más interesante en lo que a hallazgos paleontológicos se refiere:

1. Hallado el rastro más antiguo de vida animal

635 millones de años tiene el fósil animal más antiguo. Eso sí, que nadie espere encontrarse un hueso o una concha, que esas cosas son más recientes, del Cámbrico para acá. Tampoco se trata de la impresión de un cuerpo blando, como los vendobiontes. Este fósil es todavía más sutil: un esterol c-30, un derivado químico del colesterol, producido sólo por cierto tipo de esponjas marinas. Así que, 100 millones de años antes del Cámbrico, ya había esponjas. Brillante.

(También en El Mundo)


2. ¿Quién dijo que la anaconda gigante no existe?



El monstruo que Hollywood se perdió dice Público, y no le falta razón. La realidad siempre supera a la ficción, y es que en la selva colombiana han encontrado los restos de una serpiente, con el sugerente nombre de Titanoboa, que medía más de 13 metros y pesaba tonelada y cuarto. Y que vivió hace 60 millones de años, claro. Hoy en día las temperaturas son más bajas que entonces y semejante bicharraco de sangre fría no podría existir. Otro motivo más para frenar el cambio climático, quizá.



(En El País y El Mundo)


3. Las ballenas parían en tierra hace 47 millones de años

O eso se deduce del hallazgo de un feto de ballena primitiva fósil cuya posición en el vientre de su madre es semejante a la de los mamíferos terrestres y no como sucede en las ballenas actuales. Esta especie (Maiacetus inuus) vivía en el agua pero aún salían a tierra para copular y parir. Justito lo contrario que los anfibios.



(También en El País)
Author: "--"
Send by mail Print  Save  Delicious 
Previous page - Next page
» You can also retrieve older items : Read
» © All content and copyrights belong to their respective authors.«
» © FeedShow - Online RSS Feeds Reader